7 Cosas que debes tener en cuenta sobre los Diseñadores Gráficos.

De vez en cuando escribo en alguna entrada que mi salario anual es de $10. Sé que muchos pensarán que es una broma, pero no. Tengo un salario, aunque sea fluctuante y no legal. Estoy segura que lo mencioné previamente, pero por las dudas les cuento, trabajo de diseñadora gráfica para la imprenta (o gráfica) que tenemos con los miembros de mi familia. Hace un par de semanas, una buena amiga mía (una amiga, gente, pueden creer que yo tenga vida social?) me contó que piensa seguir diseño gráfico en la universidad y, aunque yo la felicité sonando completamente profesional en la conversación del chat, me encontraba literalmente riendo en voz alta mientras tipeaba porque ella no sabe lo que le espera. No sólo no tiene ni la menor idea de qué programas usar, sino que cree que es únicamente hacer dibujos con la PC y que no hay otra responsabilidad fuera de ello. Es así como, luego de recordar un par de casos de la vida real (léase: cosas que me pasaron), decidí realizar este pequeño manual para todos aquellos que piensen hacer lo mismo que mi amiga. Son sólo un par de factores claves, una serie de reglas que deben repetirse cada vez que les encarguen un proyecto, pero sirven muy bien de advertencia. Y, les aviso, tendrán un salario anual de $10, en especial si sus computadoras andan tan bien como la mía. Espero que esto les sea de ayuda, o de escarmiento por si ustedes están del lado de la clientela.

  • Nuestro tiempo es tan valioso como el tuyo: Comenzaré aclarando este mito que, al parecer, el 75% de mis “clientes” tiene muy por sentado: “Yo soy el que está haciendo dinero aquí, mientras que el diseñador gráfico se pasa horas delante de la PC haciendo absolutamente nada. Está a mi completa merced y puede pasarse 20 horas con MI proyecto”. Pos la verdad que, al contrario de lo que reflejan mis artículos aquí, no paso mis días bajando toneladas de fotografías de Howlin’ Pelle” Almqvist (aunque sí lo hago, pero dejo minimizada la ventana mientras se descargan). Por ese mismo motivo, me choca muy seguido que alguien crea que puedo pasar medio día cambiando toda la condenada combinación de colores de un banner de 3×1 metros porque total yo estoy aquí a centímetros de la PC haciendo lo que ellos suponen que es un juego de Pac-Man eterno. Adivinen qué? Mientras el cliente pensó cuántos cambios irrisorios quería hacerle a la muestra entregada bajo sus condiciones, mientras prendió la computadora o fue a buscar el número de teléfono y, finalmente, pudo comunicarse para expresar su caótico CI, yo estuve haciendo diseño tras diseño para otra gente que probablemente también se contacte luego para hacerle ridículas modificaciones a esos otros trabajos. Porque TODOS son los únicos clientes que tengo. Por un proyecto de mínima ganancia tengo que despriorizar tres de mayor $$$! Pero claro, tú quieres ver cómo luce tu tarjeta de “Maquillista Única en el Rubro” en toda la gama de colores del arcoiris.

  • Hay un motivo por el cual TÚ no lo estás haciendo, verdad?: El modus operandi más común de aquellos que te hacen perder tiempo consiste en que ellos creen que saben cómo funciona el mundo de la gráfica, en especial los programas de diseño. Por supuesto que quieres colocar todo dato posible sobre la gigantografía en fuente tamaño 450, si no tienes idea de que existe algo llamado márgenes de impresión! Es obvio también que, cuando les avisas de su error, no te dirán que ellos podrían hacerlo porque se imaginan que les volará una copia de CorelDRAW por la cabeza en cuanto terminen la oración, así que lo que hacen es fingir entender el asunto para luego realizar toda una lista de cambios que igual ignoran la advertencia dada previamente. O, la más común, tener ideas Napoleónicas acerca del color del proyecto. Mira, si yo en la muestra coloqué letras negras sobre fondo naranja, no es para que luego tú me digas que te parece más bonito que el texto vaya en amarillo patito. No lo hago para molestarte, es para que los datos inútiles que quieres destacar, de hecho, se vean. Siempre está el genio que pone fuentes de fantasía bizarras en el modelo preliminar y te pide luego que hagas todo el trabajo en esa fuente, aún cuando la tipografía pareciese que tuviera acné y no aparece en ningún sitio web para descargar. Pero es un trabajo rápido, si a mí el modelo preliminar en Word me llevó cinco minutos!” Ah pues, en ese caso haré captura de pantalla del modelo, con las líneas simpáticas de la ortografía y el clip ayudadizo ése del programa, lo pegaré en Corel y procederé a imprimirlo en papel higiénico… yo creí que querías algo en serio y de calidad, lamento la confusión!

  • Google Imágenes es el amigo de todos: Tener opciones es siempre importante al momento de realizar una decisión (siempre y cuando ésta no sea “Qué color de fondo queda más lindo para mi tarjeta de Masajes Termodermofacialiníticos?”), más cuando tiras una vaga idea y permites que el que sabe haga un par de muestras acorde a tu proyecto. Pero claro que, si eres un cliente clásico mío, lo más probable es que tengas ya una foto en particular que quieres para el fondo de tu afiche A4, incluso cuando ésta mide sólo 100×100 píxeles, y tiene que ser ESA FOTO. Porque un clipart de una bailarina es muy difícil de encontrar sin repeticiones. Después, cuando agrando la thumbnail ésa, resulta que está “muy pixelada” y que lo mejor sería que yo “la arreglara”. Esta última sugerencia es muy usual, saben? Incluso cuando es el caso contrario al Súper Píxel. Uno de mis últimos clientes sacó fotos horrendas a sus hotdogs (una de ellas es la imagen correspondiente a este ítem), y la mayoría de éstas no cumplían con las descripciones en la gigantografía, pero sin embargo tenían que estar allí. Término obligatorio? Sólo hay que utilizar ésas, porque siempre en las noticias se ven tienditas barriales de hotdogs enfrentándose a demandas de copyright.  A duras penas, transformo las kodakienses imágenes en cosas bastante decentes, aunque no pude evitar el surgimiento de los clásicos errores de las cámaras digitales. La respuesta del cliente? “Haz que la foto se venda! Que tiente al comprador!”. Ah, si pudiera hacer magia, Gary Oldman ganaría un Academy Award cada año y moi estaría saliendo tanto con Ryan Gosling como con Hugh Jackman. Y no tendría que diseñar para subsistir, obviously.

  • Heil Idiohitler! (AKA, “El diseñador no es el idiota de esta relación”): Uno de los resultados más comunes de lidiar con los tres ítems anteriores a diario es que los clientes tendrán la capacidad heroica de creerse no sólo superiores a tí en toda manera, sino que tendrán la clara idea de que eres estúpido. “Cómo que no quieres pasar mi archivo de Word a Corel? Cómo que está mal que mi logo sea en Comic Sans? Cuál es el problema con que la letra en mi tarjeta sea roja y el fondo naranja? Cómo no sabes de qué color son las Pringles de crema de cebolla? Qué tienes en contra de utilizar el ícono de la Papelera de Reciclaje como fondo de mi afiche tamaño A3? Vamos, que debe ser fácil hacer un montaje de veinte minutos en Premiere con una computadora de 1GB de RAM!”. Sé que esto ocurre diariamente en cualquier ámbito, pero en el diseño gráfico es más recurrente, verán. Mi último cliente, el de los hotdogs, no paró de remarcarme en cada muestra que colocara “un box de papas pay”, por más que yo cambiase trescientas mil veces de papas y pusiera lo que salía en Google con ese término. Y, probablemente, las papas que coloqué en el proyecto hace media hora (antes de escribir esto) TAMPOCO sean las correctas. Por qué a eso no le sacó foto? Sorry, no sé absolutamente nada de fast foods porque, de hecho, mi madre sabe cocinar. Además, estos clientes jamás serán persuadidos de lo contrario, particularmente porque el diseño gráfico tiene siempre intermediarios dispuestos a hacer lo posible para ganarse su comisión. En mi caso es el lametraseros de mi hermano que, por más que yo le digo que vaya y le diga a los clientes que introduzcan su proyecto por donde el Sol no brilla, su coeficiente intelectual similar (o más bajo) al de los testarudos sólo le permite repetir idioteces que leyó en las noticias y decir que soy una completa imbécil que no comprende la idea magnífica que me fue presentada.

  • Originalidad, why for?: A menos que seas parte de una franquicia, no tienes ningún derecho a copiarte del trabajo de otros. Y menos someter al diseñador a la presión de imitar el trabajo de sus pares con mínimas modificaciones bastardas que erran completamente el leitmotiv básico de la campaña primigenia. Es como querer hacer una tira cómica utilizando las “Cyanide & Happiness”, con el texto cambiado por frases de Snooki. Coca-Cola no empezó robándole el diseño de las etiquetas a otra marca. Lo único que estás diciendo con el plagio es que eres menor que aquello a lo que estás imitando, y que jamás tu negocio llegará a tener semejante magnitud. “Mira, a mí me dieron esta tarjeta hace tres años, y me gustó mucho el modelo. Haces mi tarjeta igual a ésta pero con mi nombre?”  Pos sí, esperemos que la dueña original no la reciba, o al menos que utilice el vudú en contra tuya y no mía! “Encontré estos tres folletos de heladerías en internet, y me gustaron todos. Mézclamelos sacando lo mejor de cada uno para componer el mío!” Sí, no se preocupe, pasaré tres horas modificando el logo hecho a mano para su empresa, para que después del verano termine cerrando! Por qué tener una imagen y personalidad propia cuando puede pegarle el logo de su negocio a Fido Dido? Por qué ser una banda única cuando pueden escribir en los anuncios de Facebook que son “el próximo Deep Purple”?

  • El cliente NUNCA tiene la razón: El que inventó la frasecita popular ésa merece que le disparen. Por culpa de esa estúpida oración, todo canalla arrogante se cree con derecho de mandonearte e insultarte como se le plazca porque contribuyen con un poco de tu salario (posiblemente no influyan en absoluto, pero ellos piensan que sí). Es así como la gente de Atención al Cliente recibe abusos verbales por culpa de algo que es externo a ellos, como los del autoservicio de McDonalds reciben repetidos bocinazos, como los inmigrantes asiáticos que colocaron un súper en el barrio son insultados por gente “del país, a la que nos robaron los empleos” y, en escala menos trágica, como a mí me remarcan que un texto tiene que ir como el cliente quiere para que luego éste quiera devolver el trabajo porque no se ve la letra por el color que él mismo eligió. “La (imagen de la) bocina ésta es una X-117, cuando yo vendo X-120. A mí no me sirven estas tarjetas.”, y adivinen de qué salario se descuentan las nuevas, cuando fue el cliente el que no notó la diferencia en la muestra? Una vez a mi madre y a mí nos tocó lidiar con un tipejo que tenía una agencia de coches. Siempre llamaba y se hacía el superpoderoso con nosotras, decía que se iba a llevar los trabajos a otro lado, mientras que con mi hermano se hacía el buena onda. Un día llamó con esas rabietas. Mi madre, cansada, me saca el teléfono y le dice al hombre: “Sabe qué? Me tiene cansada. Usted tiene una impresora, no? Pues hoy mismo estoy sacando todos sus trabajos de mi computadora, pasándolos a un CD, se los llevo y hace lo que quiera con ellos. Pero aquí no va más, su actitud es despreciable, ni por todo el dinero en el mundo alguien se merece que lo traten de la manera en la que usted nos trata.” El hombre se deshizo en disculpas, pero mi madre igual le cortó mitad-discurso y desde ese entonces no volvimos a saber de él. Pues… no exactamente, ya que la rata lametraseros de mi hermano sigue realizándole trabajos, pero ustedes comprenden lo que quise decir, verdad?

  • Si sigues así, el diseñador probablemente te matará: Así como mi madre casi le arranca la cabeza al tipejo de los coches, cualquiera que presione los botones del otro puede conseguir que éste explote. Ya tienes que tolerar el desperdiciar horas con cambios ridículos, que te tomen de idiota porque no comprendes la visión de ellos, el robar ideas como si tú fueras un mal diseñador, que te den malas herramientas para trabajar y no permitan que uses las tuyas… y encima ELLOS se creen con derecho a tratarte de esclavo porque te pagan $15 por unas tarjetas (no olvidemos que, sacando el precio de impresión y las horas hombre, quedamos con una ganancia de $3)! Si eres tan genio y tienes tanta visión clara del asunto, por qué no te compras un programa de diseño y eres tu propio jefe, a ver si te gusta cómo se siente? El hombre de los hotdogs me tiene ya requete podrida, ustedes no saben las ganas que tengo de confinarlo a una habitación y pasarle Dido 48 horas seguidas. Y saben qué? Lo peor de estos clientes indeseables que componen la gran cantidad de mi portafolio es que, luego de todo lo que te hicieron pasar, deciden volver a comenzar el proyecto o tienen la magnífica idea de finalmente NO HACERLO. Qué significa esto? Pos, no sólo que todo ese tiempo perdido, humillación y ser despreciado sirvió para nada, porque no me pagaron, sino que lo más probable es que la personita ésta se quede con las muestras y luego las use para que otra gráfica eventualmente copie ese trabajo y vuelva a empezar el ciclo. 

Ah, niños. Ahorita ya saben: no sean diseñadores gráficos. Ni siquiera de hobby, porque será muy lindo hacer vectores y fuentes, pero siempre habrá un idiota que crea que lo único que haces es jugar en la PC (en especial si ese idiota resulta ser la rata descarada lametraseros de mi hermano) y te ponga bajo serios niveles de estrés sólo porque éste no sabe hacer nada por su cuenta. Hablando de eso, ustedes lectores tienen un trabajo? Cómo los tratan por allí? Pueden contarlo todo y quejarse en los Comentarios, que prometo no ser como el ser despreciable de mi hermano. Para cerrar con una nota positiva los dejo con un video de Weezer que siempre me alegra, no sólo porque me gusta la canción, sino porque Brian Bell (el que canta en este clip) es bien guapo. Principalmente por eso último. Disfruten!

Los Boxes de Papas Pay son Inencontrables. Témanles.

::Luz::

Hazte Fan de ‘En las Malas y en las Buenas’ en Facebook! 

Sigue a la autora en Tumblr!

E-mail: enlasmalasyenlasbuenas@hotmail.com

2 comentarios

  1. Es verdad, no hay imágenes en Google del famoso box de papas pay… ¿Cómo puede ser? ¿Será un invento del nuevo cliente dueño de la panchería? Jajajajajajaja
    Llamado a la solidaridad: Si alguien encuentra una imagen como la descripta más arriba, por favor, háganosla llegar!!! Porque posiblemente haya más pancheros interesados en hacer banners de un metro por tres que quieran eso como gigantografía en medio del anuncio…
    Debo corregirte algo, querida bloguera (¿se escribe así?), la remuneración que dices percibir como salario debes aclarar que es entre las dos que la debemos repartir, por lo que esa diminuta cantidad aún queda muchísimo más pequeña… Lloramos?
    Me pareció una buena entrada porque hablas de hechos reales y que conozco, pero no es lo acostumbrado en este Blog, no sé cuántos adeptos consigas por ella…

    09/03/2012 en 01:33

  2. joel

    si que pesados esos clientes, vos lo que haces lo haces justamente para que el cliente venda, y te cambian todo como si vos fueras el que no sabe, me toco una la semana pasada que me volvio loco cambiandole de color a un logo, y cambiando la forma de una letra, al fin y al cabo quedo todo de un solo color super aburridoooo…. si algo detesto es que se metan con mi trabajo!!!!!

    28/03/2012 en 05:39

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s