Archivo para abril, 2011

Las 5 Mejores Canciones Asesinas.

Sí, así como lo oyen. Canciones acerca de matar a alguien. Puede ser por un piedrazo en la cabeza, envenenamiento, cuchillada, disparos, Blinky, pescadazos, etcétera. Una ridículamente enorme cantidad de bandas y artistas sacan cada año al menos una canción acerca de despacharse de una persona porque, aparentemente, es lo más fácil e improbable para relatar. Venganza, desamor, locura, todo está permitido en estas canciones, cuyas melodías suenan extremadamente bonitas, pero cuando uno le presta atención a la letra, descubre que está presenciando un episodio de “Oz” o “Los Soprano”. Con todo el horror y pánico del mundo, les presento cinco canciones que no tienen problema alguno en confesar un homicidio, e incluso lo relatan con lujo de detalles por el beneficio que sólo un ‘WTF?’ puede brindar a sus almas.

Canción Nº1:

Where The Wild Roses Grow – Nick Cave & The Bad Seeds y Kylie Minogue: Como ya muestra la portada del single (la joven tendida totalmente muerta en el pasto y el muchacho totalmente deprimido), trata acerca de una bella jovencita que habla todo en rima y para ella la vida es bella, cuyo nombre no es Bella Swan, sino Elisa Day (lo sé porque se encarga de repetirlo varias veces). Por otro lado, está su supuesto amado, quien la adora y le parece que es la mujer más bella del mundo. En uno de esos días tan normales como Gary Busey, Elisa es llevada al río, en donde su enamorado le muestra dónde crecen las rosas y se besan. Hasta allí todo viene bastante bien, verdad? Pero, por supuesto, ahora viene la parte brutal: ella cuenta (suponemos que al estilo“Ghost”, mediante Whoopi Goldberg y todo) que lo último que oye es una palabra frágil y que, luego de eso, el joven le pega con una piedra. Para finalizar el bello relato, el para nada insano hombre vuelve a besarla, le dice “que toda belleza debe morir” y planta una rosa entre los dientes del cadáver. Oh, l’amour…

 

(más…)


5 “Futuras Grandes Estrellas de Hollywood” que Jamás llegaron a serlo.

El otro día estaba tranquilamente navegando por la señora Internet, cuando mi madre me pregunta de qué se trata una película llamada “La Oscuridad”. Al no poder responderle, decidí buscarla en Google para ver si encontraba su título en inglés y así tener una idea más clara. Resulta que el título original de esta película es “Vanishing on the 7th Street”, un aparente cuento sobrenatural que se desborda al final que, por más sospechoso que parezca, no está escrito por M. Night Shyamalan. Una de las cosas por las cuales los críticos han destruído este film es gracias a la actuación (léase: símil a una caja de cartón) del protagonista, Hayden Christensen, ese actor mejor conocido como Anakin Skywalker adulto en las últimas “Guerra de las Galaxias”. Luego de leer eso me quedé pensando en que hacía años que no sabía de este iceberg humano Christensen y, al parecer, es porque está trabajando en películas que ni siquiera los familiares de los directores conocen, cuando en los comienzos de su carrera había sido titulado la ‘Siguiente Gran Estrella’ de Hollywood. Con éste, vinieron a mi cabeza otros actores que habían sido llamados de la misma manera y que, hoy en día, probablemente se encuentren trabajando en el OXXO más cercano a su domicilio. Esta entrada de hoy va dedicada a ellos.

Estrella Caduca Nº1:

Thora Birch: Probablemente la recuerden gracias a la única película taquillera que realizó, “Belleza Americana” (en la que -francamente- no la recuerdo, pero eso es quizás porque me quedé dormida a la mitad del film y jamás volví a verlo), aunque siempre está la posibilidad de que también hayan podido notar su presencia en“Calabozos y Dragones”, un fracaso muy bueno que, si hubiera sido realizado en 2010 por Michael Bay, hubiera sido un éxito de taquilla (y la única película excelente en la carrera de este director). Luego del horror de taquilla de este último, Thora decidió estelarizar únicamente en pilotos de series de TV y en películas hechas para TV. Intentó estar en una obra de teatro, pero su padre/manager hizo que la despidieran porque nadie en el elenco aguantaba berrinches y abusos, y menos por parte de un explotador ex-estrella XXX.

  • Su último rol?: Una película hecha para TV llamada “El Pacto de Embarazo”, basada en una estúpida, idiocrática historia real (falsa) de un grupo de adolescentes norteamericanas que quieren tener hijos al mismo tiempo. Lo peor? Thora hace de una blogger que únicamente se dedica a este suceso, ni siquiera tiene un protagónico.

5 de mis Películas Favoritas (que Fracasaron terriblemente en Taquilla).

Luego de la horrible decepción que resultó ser la entrada pasada (el equivalente, casi, a la mismísima carrera de Charlie Sheen), pasé toda una semana en un deprimente estado de depresión, pensando que, de algún modo, ‘En las Malas y en las Buenas’ había llegado a su fin. Qué factores podían haber contribuído a semejante caída? La longitud de la entrada? La breve referencia a una comida poco convencional? Alguna especie devendetta por parte de Mark Zuckerberg o la Cientología? Lo importante de todo esto es, sin embargo, que tuve siete días para reflexionar y aumentar mi ya frágil estado con cosas tan alegres como escuchar canciones de Bright Eyes, mirar comerciales chinos o realizar un condenado objeto innovador para un estúpido proyecto escolar. Afortunadamente, tuve una epifanía: hay cosas que yo adoro a las que no les fue muy bien, eso no las hace dejar de ser fantásticas. Sí, estas películas hoy mencionadas habrán tenido sus altibajos, pero eso es porque fueron muy largas, incluyeron cosas poco convencionales o simplemente porque fueron boicoteadas por la Cientología.NOTA: No se enfaden conmigo, de algún modo tengo que levantar mi autoestima, prometo regresar en la semana con una entrada tan innovadora como el condenado objeto/proyecto escolar, sí?


  • Las Aventuras de Rocky y Bullwinkle: Está bien, he admitido previamente que esto es algo que sólo una niña de 12 años puede llegar a adorar, con todas las consecuencias que este amor pueda producir. Sin embargo, el problema yace en que, habiendo sido criada en una época rellena de adaptaciones cinematográficas de creaciones de Jay Ward y afines, no puedo jamás odiar a este film ni a las demás aberraciones (como “Dudley Do-Right”). Siendo aún una gran fanática del dibujo animado, parece que me he inmunizado contra el horror de ver cómo Rene Russo asesina a Natasha Fatale, también mostrando poco resentimiento hacia el factor principal por el que nadie quiere hablar de la serie animada original. Gracias a todas estas pequeñas cantidades de horror a las que me he sometido desde pequeña, es que hoy puedo decir que “Las Aventuras de Rocky y Bullwinkle” es una excelente película que se merecía una mejor taquilla.Presupuesto: 76 millones de dólares. Ganancia global hasta el día de hoy35 millones de dólares.

(más…)


Mi Semana como Asistente de Charlie Sheen.

Luego de casi asesinar a mi vecino la semana pasada, mi familia y amigos imaginarios decidieron que lo mejor para mí sería buscar un empleo que, obviamente, me mantuviera lejos de casa. Entonces me sentaron frente a la PC y me obligaron a revisar ofertas de trabajo en sitios que les habían recomendado cadenas de spam chinas. Uno de ellos, curiosamente, decía “Busco mujeres serias dispuestas a convertirse en diosas. Trabajo estable cuidando a una persona inestable. Se tiene que hospedar en mi mansión y tener conocimientos previos contando lingotes de oro, huyendo despavorida cuando avista un arma. Localidad: Estados Unidos.”. No voy a mentir y decir que sonaba interesante, pero era eso o escuchar el horrible nuevo álbum de Panic! at the Disco… además cuando llamé para averiguar del empleo, me atendió un caballo que lo único que sabía decir era “Estás contratada”, así que no había duda de que era un trabajo perfectamente normal y seguro. Tampoco negaré que me sorprendí al ver que Charlie Sheen me recibía en el aeropuerto, ese hombre cuyo derrame de estupidez lo llevó a ser despedido de su empleo , transformado en una estrella de Internet, creador de frases como “Bi-Ganando”“ADN de Adonis”; y todo eso en el transcurso de un mes. Aquí les dejo mi relato de la semana en la que fui asistente de Charlie Sheen, por favor no teman por mi salud mental, que todavía está igual de deteriorada.

Día 1: El mismísimo Charlie me recibe en el aeropuerto. Noto que lleva dos carteles, uno con mi nombre horriblemente deletreado (“LHUS”) y otro que dice “AMALIA”. Con toda tranquilidad me cuenta que estoy siendo contratada para ser su asistente por un período de tiempo indeterminado y que, como todas las mujeres que lo rodean, ahora soy una ‘diosa’. Luego de decir esto último, Sheen mira para todos lados de forma paranoica, gruñe, ladra y comienza a pelear con su propia sombra. Su guardaespaldas, con cara de no tolerar más nada, me dice que hizo lo mismo hace media hora, que mejor yo vaya a la limousina pintada con motivo de piel de tigre y espere allí a que suban los demás. Es importante notar la destreza con la que Charlie pelea con su sombra, ya que patea, muerde y rasguña con una motivación tan genuina! El guardaespaldas, como obsequio de bienvenida, me regala una remera con la frase patentada por mi nuevo jefe, “WINNING!”, carga mi maleta en el auto y abre la puerta trasera para que entre. El interior de la limousina es fabuloso, todo cubierto de imitación de oro (Fácilmente reconocible por la marca de agua que dice ‘Esto no es oro’), repleto de copas de champagne y botellas de repelente para pejelagartos. En un pequeño gabinete con puerta transparente veo unas simpáticas pastillas con forma de Hello Kitty y, como soy tan inteligente, procedo a tomar una y tragarla con increíble facilidad. Desafortunadamente, me empiezo a quedar dormida. Mientras cierro definitivamente mis ojos, entra una jovencita de mi edad al automóvil, saludándome en el proceso. Antes de quedarme dormida escucho que Charlie nos pregunta “Y? Cómo fue volar en el estómago de ese enorme, misterioso pájaro blanco?”

(más…)


5 Motivos por los cuales estoy considerando Asesinar a mi Vecino.

Viviendo en un edificio con muchos apartamentos, uno puede esperar cualquier infamia. En mi caso, por ejemplo, está la detestable vecina metida (que, incluso estando todavía atrapada dentro de “Machete”, me pregunta ocasionalmente cuándo tendré novio), la ‘joven’ que realiza actividades bastante dudosas que involucran hombres entrando y saliendo de su hogar, el típico fracasado que le grita a su hijo por no saber cuánto es 999 + 1 y una psicóloga que, desafortunadamente, no tiene de pacientes a ninguno de los horribles seres que mencioné previamente. Sin embargo, por esas cosas extrañas del destino, el sujeto de esta entrada no reside en mi edificio, sino en la casa de enfrente. Esta persona, de género masculino y una edad aproximada de 17 años, es lo que la ciencia llamaría un reggaetonerus estupidus, no muy diferente al adolescente reggaetonero común, pero doblemente insoportable. En caso de que finalmente me decida, aquí les explico a todos ustedes aquellas cosas que me llevaron al borde del homicidio, motivos por los cuales (si me capturan) les estaré escribiendo desde prisión en las próximas semanas. No se enfaden por mi ausencia.

Motivo Nº1:

Fanático Nº1 de la pirotecnia (y de molestar): Navidad es un momento para festejar, ser felices, recibir regalos, tomar ponche, compararse con los demás miembros de la familia, reírse de aquellos que están borrachos, poner música a todo volumen aprovechando que los ancianos se han quedado dormidos, festejar que Mtv pone videos musicales en este día, tragar todos los ornamentos del arbolito que tu estómago permita… para mi adorado vecino, la Navidad es todo eso y además el mejor momento para colocar pirotecnia en la puerta de metal de mi edificio. Con lo que disfruto de escuchar con mis oídos sensibles la tonelada de explosiones sin sentido y los ladridos de los pobres perros callejeros, sin contar cuánto me fascina tener que ver a mi gato aterrado bajo mi silla, la simpática puerta de metal hace que uno se sienta parte de un campo de batalla al mínimo impacto de una cañita voladora. Mi vecino sabe cuánto adoramos esto, así que se pasa toda la Nochebuena en la puerta, encendiendo otro y otro de esos condenados artificios, riendo luego como el estúpido que es, festejando una vez más el rito que realiza todos los años. Oh, me olvidaba, hace lo mismo para Año Nuevo…

(más…)