Listas

Las 15 Mejores Películas de 2018.

Increíblemente, En las Malas y en las Buenas ha estado en sincronización con algo por primera vez en el desarrollo del blog, esto siendo que tanto esta entrada como la de 2017 fueron escritas con un año exacto de diferencia. Ahora bien, qué tiene esto que ver? Pues no mucho, pero al menos esto me dio una pequeña introducción a la lista anual de las que (en mi opinión) fueron las 15 mejores películas de 2018.

sin título

15. Deadpool 2: Si bien la primera parte no fue necesariamente una obra maestra, tuvo sus momentos de humor y fue suficiente como para calificar en las menciones de honor de la entrada de 2016. Su secuela, sin embargo, es mucho más entretenida, con una trama más interesante, y humor aún más loco que el de la primera. Aunque sigue sin ser una obra maestra, es sin duda una mejora destacable.

 

sin título

14. The Little Stranger: Aunque le tuviese toda la fe posible a la mágica persona que trajo Frank a este mundo, era de esperarse que la adaptación de un libro mediocre resultara ser, pues, mediocre. Pero por suerte Abrahamson, el talentosísimo elenco, una impresionante cinematografía, y el guión que intentó hacer lo posible con el material de segunda elevaron a este drama más allá de “película de PBS del domingo por la noche”.

 

Sin título.jpg

13. Cargo: Por si no lo saben, Netflix está produciendo una cantidad ridícula de películas en su intento de convertirse en el gigante del caos innecesario, pero a veces entre todas las chorradas sale algo bueno, como esta adaptación del cortometraje del mismo nombre. Protagonizada por Martin Freeman, el film lo ve atravesando tierras desoladas en búsqueda de alguien que pueda cuidar de su hija. Si bien se sale un poco de su elemento en la parte media, es sin duda una película de esas que sutilmente dejan huella en uno.

 

sin título

12. Action Point: Como ya hablamos de películas profundas, vamos con Johnny Knoxville haciendo stunts descabelladas! Fuera de todas las bromas estúpidas y palizas que Knoxville por algún motivo aún puede tolerar, este film es demasiado entretenido como para no recomendarlo, encontrando un punto medio perfecto entre una melancólica película familiar y un episodio perdido de Jackass. Además, cuántos films allí afuera pueden darse el lujo de tener un oso borracho en su trama?

 

Sin título.jpg

11. Dead in a Week (Or Your Money Back): Hablando de películas entretenidas aunque no necesariamente ejemplos de gran cine, tenemos a esta pequeña joya indie británica. La trama es trillada (aunque el director/guionista la llama original): un joven que no logra suicidarse contrata un asesino para que lo liquide, pero luego se arrepiente y tiene que huir del asesino. El guión básico se eleva con las excelentes performances, que le brindan dimensión a los personajes y hacen que realmente uno se involucre en la trama, que se va volviendo cada vez más simpática hasta que no te arrepientes en absoluto de haber visto el film.

 

Sin título.jpg

10. Robin Hood: Posiblemente sea la única persona en este planeta, en cualquier línea temporal y dimensión alterna, que vaya a poner este film en una lista de mejores películas. Pero seré honesta y diré que esta reversión del mito me gustó, me entretuvo por dos horas en la sala de cine, tiene muy buenas performances (y un guión que necesita pulido), y que la gente que habla mal es porque no la vio o porque esperaba algo al estilo Oscar bait. Pero esto es diversión pura, y merece estar en esta lista.

 

Sin título.jpg

 

9. BlacKkKlansman: Empezando ahora sí con las películas que definitivamente se pueden considerar “mejores”, tenemos a esta comedia dramática de Spike Lee, que realmente es bastante accesible incluso si no conocen la filmografía del director, y que nos cuenta una historia verdadera desde todos los ángulos, por más desagradable que sea ver a los miembros del KKK prepararse para un ataque, o la coda final que es muy de Lee pero a su vez increíblemente cierta. No se la pueden perder.

 

(más…)


Las 10 Mejores Canciones de 2018.

Así como llegó, otro año se fue, y nos dejó con un sinfín de canciones innecesarias listas para su repetición interminable en las radios y aquellos canales que aún pasan música. Por supuesto que hoy no estaremos hablando de esas canciones, sino que será un popurrí más variado, y con excesivamente menos auto-tune. Con respecto al año, 2018 tuvo música de mayor calidad que la de 2017 (aunque eso es redundante, porque cualquier año tuvo mejor música que 2017), y verán varios ejemplos de esto hoy.

sp-studio

Malas llama a esto future glam. No le sienta.

A continuación podrán encontrar la lista anual, siempre siguiendo las mismas reglas: va de menor a mayor en orden decreciente, y la canción está ubicada antes de cada ítem para que la puedan reproducir antes de leer su texto correspondiente debajo.

 

10. Station Othoniel – Marc Lavoine: Sin duda, 2018 fue el año en que muchos artistas de antaño sacaron un álbum, quizás porque encontraron que tener regalías centesimales de Spotify es mejor que nada, o porque hubo una ola a lo Cocoon pero con creatividad en lugar de juventud, vaya a saber uno. El hecho es que este artista y actor francés sacó un nuevo disco, bonito pero genérico, y esta canción se destacó del resto de los tracks.

  • Si les gustó…: Hablando de antaños con álbumes, no puedo dejar de recomendar el trabajo realizado por Dolly Parton para el soundtrack del film Dumplin’, con reversiones de sus clásicos. Entre éstos podemos incluir la excelente versión orquestral de Jolene, que le añade una capa melancólica, hasta lúgubre, al track.

 

9. Mistress – Suede: Benditos sean los años en los que Suede decide sacar un nuevo disco! The Blue Hour tiende a ser quizás demasiado sufrido en partes, aunque una vez que uno se ajusta a la temática, esto apenas se nota. En fin, la mejor canción dentro de este lanzamiento es sin duda Mistress, que retiene los viejos toques glam de discos anteriores, pero con esta profundidad/tortura emocional que caracteriza al álbum.

  • Si les gustó…: Dentro del disco hay una gran variedad de tracks rockeros con una pizca de depresión total, incluyendo los tonos heavy de Cold Hands, y el más tirando a canto gregoriano As One.

 

8. Turnpike – Boots & The Hoots: De vez en cuando, tiempo mediante, le doy una visita a ese catálogo de música en donde lo terriblemente amateur se mezcla con artistas valiosos que es Bandcamp. Es así como llegué a esta banda country/bluegrass que realmente pertenece al género, no como ese pop sangrón que hace Carrie Underwood. El nuevo disco de esta banda, III, es una entretenida locura salida de The Beverly Hillbillies, con este track siendo el ideal para cualquier adepto a la danza country.

  • Si les gustó…: Aparte de recomendarles prácticamente todo el álbum, puedo señalar que Off The Rails es otra de esas canciones que los va a tener queriendo arriar una vaca perdida mientras toman una jarra de aguardiente.

 

7. Grace – Rod Stewart: Regresando a lo que les decía de los artistas de antaño, nuestro amigo volvió con nuevo disco en 2018, y por supuesto que éste tiene covers, porque es Rod Stewart después de todo. El destacado aquí es justamente uno de ellos, una versión melancólica y prácticamente desgarradora de una balada irlandesa, que sin duda debería considerarse una de las mejores canciones del artista, más allá de ser un cover.

  • Si les gustó…: Como seguramente la disquera le dijo que con dos covers alcanzaba, Rod decidió rebelarse y hacer dos canciones ajenas más para la edición deluxe, y particularmente destaco la versión de It Was A Very Good Year dentro de estas inclusiones rebeldes.

 

6. A Cover is Not the Book – Emily Blunt, Lin-Manuel Miranda, y compañía: Más allá de la tolerancia que le tengan a la maquinaria Disney, no se puede negar que son muy buenos al momento de crear canciones para sus películas. En este caso, Mary Poppins Returns, compuesto por Marc Shaiman con letras en colaboración con Scott Wittman. La canción que separo aquí es un loco número que incluye absolutamente todo, hasta un rap por parte de Miranda. Es verdaderamente una joya pegadiza que se destaca del soundtrack.

 

5. Sugartown – The Fratellis: Si no fuera por otra banda de la que hablaremos más tarde, este grupo escocés se llevaría el premio a mejor disco del año, ya que In Your Own Sweet Time es excelente de principio a fin, demostrando que es una de esas bandas que realmente sabe mejorar con cada disco, y no hay mejor prueba que este rimbombante track, tan dulce como entretenido, que no traiciona en absoluto al espíritu del grupo. Si hubiese que elegir una canción para caracterizar al álbum, ésta sería perfecta.

 

4. Pressure – Muse: Si bien no le tenía fe al nuevo álbum de la loca banda británica después de escuchar los primeros sencillos que fueron lanzando a lo largo de 2018, tenía que ser esta canción la que me convenciese de que Simulation Theory iba a ser un disco de calidad. Con su riff pegadizo, ambientación futurista, y vestigios de tanto las melodías viejas como nuevas de la banda, Pressure es escucha obligatoria para cualquier amante del rock.

 

3. Non Mi Avete Fatto Niente – Ermal Meta & Fabrizio Moro: Y llegamos al momento Eurovision de la lista! Creían que no habría canciones del concurso este año? A pesar de que 2018 fue un gran año para la competición (salvo, digamos, la canción que ganó), elijo separar específicamente esta especie de himno a la paz, hecho a la mejor manera italiana posible. Quién no querría salvar el mundo con esta canción de fondo?

  • Si les gustó…: Principalmente les indicaría que escuchen el heavy metal que trajeron los de AWS con Viszlát Nyár, la locura pop de My Lucky Day, lo genialmente genérico de Lie To Me, o mismo pueden deprimirse con When We’re Old. Hay un poquito para todos los gustos.

 

2. I Promise You – Ezra Koenig: Digan lo que quieran sobre Peter Rabbit, pero si hay algo que esta adaptación (que me encantó, pero hablaremos de eso en otra entrada) acertó completamente es en dejar al frontman de Vampire Weekend a cargo de la canción principal del film. En los créditos finales se encuentran tanto la versión de James Corden como la del compositor, y obviamente que la de Koenig es excesivamente superior a la de Corden, ya que tiene esa dulzura y melancolía que sólo el cantante puede proveer. Anotémosla como la mejor canción de película de 2018, sí?

  • Si les gustó…: Pues, como el nuevo disco de Vampire Weekend se postergó para 2019, por el momento no tengo mucho con que conectar este track. Quizás salgo completamente de control y les sugiero que escuchen Hollywood, del nuevo álbum de Gorillaz?

 

1. Distant Colours – Manic Street Preachers: Sin duda, Resistance is Futile no sólo es el mejor álbum lanzado en 2018, sino que además es uno de los mejores de la carrera de esta excelente banda galesa, con tracks variados, sentimentales, explosivos, todo lo que pueden esperar del trío dinámico. Distant Colours es la prueba más destacable de ello, un track que empieza repentinamente y nunca deja de estar anclado tanto al dolor/melancolía como al imponente rock de la banda, y cuando estalla el estribillo, no hay manera de que uno no quiera cantarlo a los gritos también. Gracias por tanto, Manics.

 

Eso es todo, amigos! Así como hago todos los años, compilé una playlist de Spotify con todos los tracks, para que puedan dejarla de fondo y criticarme cada vez que se choquen con una canción que no les guste:

James Corden es peligroso. Témanle, canciones.

Luz

Hazte Fan de ‘En las Malas y en las Buenas’ en Facebook! 


Las 7 Mejores Canciones de 2017.

Se acuerdan cómo 2016 fue un año nefasto para la cultura popular, pero al menos nos había dejado con buena música? Bueno, 2017 no fue tan terrible dentro de todo, pero no había canción en la radio que no fuera un claro atentado contra los oídos de uno. Y como casi todo artista que se valora sacó disco en 2016, terminamos con un 2017 en donde sólo puedo realmente destacar cuatro canciones, y una es de Eurovision, así que imagínense cuán mal estamos.

sp-studio

Malas llama a esto americana chic.

Pero bueno, uno hace lo que puede, rescatando 7 ítems. La lista va de menor a mayor en orden decreciente, y la canción está antes de cada ítem para que la puedan escuchar mientras leen su explicación debajo.

 

7. Tyson vs. Douglas – The Killers: Nunca suena muy profesional empezar hablando mal de un CD, pero digamos que Wonderful Wonderful deja mucho que desear, incluso dentro de los parámetros decadentes que viene dejando la banda. Por eso, Tyson vs. Douglas, una oda al terror de no ser más un ídolo, se destaca, particularmente porque parece más de discos anteriores que del suyo. Recuerdan cuando The Killers era una buena banda? Esta canción tiene algunos vestigios de eso.

  • Si les gustó…: Está bien, no sólo Tyson vs. Douglas es relativamente buena. Run For Cover es otro track bastante destacable dentro de Wonderful Wonderful, una melodía rock a lo Springsteen que a veces es demasiado Springsteen, perdiendo la identidad de la banda.

 

6. Solid Gold – The Darkness: Si hay algo en lo que podemos contar, es con que The Darkness saque un disco que tiene al menos tres canciones buenas. Solid Gold es el típico himno glam a, pues, la mismísima banda, vanagloriándose de su gran vida de gira, las groupies, y el rock’n’roll. Como es The Darkness, esto es más en tono paródico, aunque no del todo. La base es pegadiza, los versos te llevan sin duda a cantar el estribillo junto con la banda, y parte de las letras es excelente. Pero le falta ese toque completamente bromista, como el de Everybody Have a Good Time, para hacerlo un track supremo.

  • Si les gustó…: La banda experimenta muchísimo en Pinewood Smile, sin salirse tanto de las líneas del glam rock, y así es como terminamos con cosas de calidad así como Happiness, Stampede of Love, y el primer sencillo All The Pretty Girls.

 

5. Everything Now – Arcade Fire: Arcade Fire ya no es lo que era. Sigue siendo una excelente banda en vivo, que se arriesga y experimenta con diferentes estilos y temáticas, pero a veces, como se diría en argentino, “la cosa no va”. Reflektor no fue. Everything Now tampoco va, pero es un paso en la dirección correcta. Y sólo lo digo por el track titular, que es una fiesta en cinco minutos, además de una crítica al consumismo. Pero una sola canción no puede sostener a un álbum, y menos una que a veces tiende a sonar como Can’t Take My Eyes Off You.

  • Si les gustó…: No puedo recomendarles el resto del CD a menos que sea en vivo. Sin embargo, pongo en su consideración algunos tracks del álbum más reciente de la siempre increíble Rhiannon Giddens que, si bien no tenían lo necesario como para calificar para esta entrada, vale la pena destacar: Julie, y At the Purchaser’s Option.

 

4. Dead In The Water – Noel Gallagher’s High Flying Birds: Para ser una canción que Gallagher había escrito días antes de grabarla, de haberla grabado por casualidad, y que en esas casualidades la grabación resurgiera como una idea para un track extra en Who Built the Moon?… pues, no pudo haber salido mejor. Sólo las vocales de Gallagher, las notas acústicas, y el ambiente cerrado en el que se nota grabado le dan un toque de nostalgia y melancolía a esta excelente melodía, que tiene un poder impresionante para extraer lágrimas de uno. Y con eso cierra el álbum.

  • Si les gustó…: Who Built the Moon? es un muy buen álbum siempre y cuando hagamos la vista gorda a los tracks que duran más de cinco minutos (Dead In The Water siendo la excepción). Particularmente destaco Holy Mountain (y su “leve” parecido con She Bangs), y Fort Knox.

(más…)


Las 15 Mejores Películas de 2017.

Mejor tarde que nunca, En las Malas y en las Buenas resurge con sus anuales posts de cine y música! Eso sí, a diferencia de años anteriores, tendrán que esperar un poco para el de las mejores canciones de 2017 porque, pues, saben lo complicado que es subir cada canción a un servidor aceptado por WordPress para su reproducción en el artículo?!? Así que tendrán que conformarse con leer las que (en mi opinión) fueron las 15 mejores películas de 2017.

Menciones de honor (o “buenas pero hasta ahí, al menos mejores que I, Tonya y Goodbye Christopher Robin“): Prevenge, XX, Christine, Mindhorn, Free Fire, Pilgrimage, Tour de Pharmacy, The Party, y mother!

 

Sin título

15. American Made: Luego de iniciar el año con esa monstruosidad que fue The Mummy, los futuros prospectos de Tom Cruise parecían poco prometedores, pero su reunión con el director Doug Liman (con quien ya había hecho Edge of Tomorrow), retratando el auge y estrepitosa caída del piloto CIA-eño Barry Seal, fue una agradable sorpresa dentro del panorama cinematográfico. La película, si bien tiene sus fallas, es una comedia ligera y entretenida llevada en su mayoría por el carisma de Cruise, y por las extrañas situaciones que, increíblemente, fueron reales.

 

Sin título

14. Creepy: Kiyoshi Kurosawa es un director muy particular. Puede explorar cualquier género en sus films y hacerlo interesante. Pero verlo regresar al terror es siempre un placer. En este caso, Kurosawa nos presenta un vecino algo preocupante, cuya simpática personalidad podría estar ocultando cosas muy sombrías… o, al menos, eso es lo que cree nuestro protagonista, un negociador retirado. Aunque no tiene la excelencia de Cure, el film te mantiene en vilo hasta el final, incluso hasta dudando de lo que ves.

 

Sin título

13. The Disaster Artist: The Room es uno de esos films que son tan malos, que hay que ver para realmente absorber CUÁN malos son; aún mejor cuando su trasfondo es igual de pésimo. El trasfondo de The Room se retrata en esta adaptación del hilarante libro de Greg Sestero, completo con directores que se creen estrellas, sets sin aire acondicionado, y actores/técnicos que no comprenden qué rayos hacen allí. Y todo esto con un aire de respeto a la película original. Sí, hasta las monstruosidades necesitan cariño.

 

Sin título

12. John Wick: Chapter 2: John Wick está de regreso!!! Con una secuela que no es tan buena como la original!!! Pero incluso así vale la pena el ticket/rental/horas de tu vida!!! Esta vez, John es más presa que cazador, con todos los asesinos del mundo buscando incrustarle una bala y cobrar la recompensa. Pero nuestro amigo no se queda de brazos cruzados, y ahí es donde vienen las escenas increíblemente coreografiadas, la cinematografía de primera, y la acción sin parar. Y la futura tercera parte promete un film aún mejor!

 

Sin título

11. A Taxi Driver: Hay eventos históricos que uno, posiblemente por lejanía geográfica, no conoce, y a veces está bueno que el cine nos los muestre. La masacre de Gwangju es vista a través de los ojos de un taxista, cuya necesidad monetaria lo lleva a trasladar a un periodista alemán justo al centro del desastre, que obviamente no está siendo televisado por los medios oficiales. Es una película que no teme en retratar la violencia y torturas, pero a su vez no puede alejarse de los clichés dramáticos que plagan este tipo de films. Aún así vale la pena verla, indudablemente.

 

Sin título

10. Split: Quién hubiera pensado que M. Night Shyamalan regresaría a sus raíces de terror psicológico/sobrenatural, y que haría algo bueno con eso? Simplemente era necesario reducir el presupuesto y cantidad de personajes, una historia contenida con pocas alusiones al director. Y allí es donde entró un impresionante James McAvoy haciendo de un hombre con 24 personalidades, la última (y más peligrosa) surgiendo lentamente. Era justo lo necesitábamos, un destacable film para empezar el año.

(más…)


Las 15 Mejores Películas de 2016.

A pesar de que 2016 no sea muy querido por fanáticos de la cultura popular debido a la cantidad de figuras icónicas que nos abandonaron durante esos doce meses, no podemos negar que fue un gran año para el cine. Habiendo muy pocas películas al estilo Oscar bait, una resurgencia del cine de horror, y enorme diversidad cultural, este año que pasó nos brindó joyas que seguro recordaremos cariñosamente en el futuro, así como estas (en mi opinión) 15 mejores películas de 2016.

Menciones de honor (o “buenas pero hasta ahí, al menos mejores que Abbatoir y I Saw the Light“): Absolutely Fabulous: The Movie, Army of One, Captain America: Civil War, Dad’s Army, Deadpool, Eddie the Eagle, I Am Not a Serial Killer, I Am the Pretty Thing That Lives in the House, Kill Your Friends, Midnight Special, Pet, The Autopsy of Jane Doe, The Nice Guys, War On Everyone, X-Men: Apocalypse, y Zoolander 2.

 

1

15. The Witch: 2016 abrió con buen terror, con esta pequeña joya ambientada en tiempos de colonos, en donde una jovencita tiene que lidiar con no sólo una presencia sobrenatural peligrosa que amenaza a su familia, sino también con la acusación de que ella es la presencia sobrenatural peligrosa. Una literal caza de brujas, esta película construye un ambiente tan tenso, tétrico y místico, que es imposible no pegarse a la pantalla en espera de lo que vendrá.

 

1

14. Southbound: Siguiendo la vena del horror, esta antología con cuatro historias interconectadas nos sumerge en un mundo en donde el pasado vuelve a morder a nuestros protagonistas en las posaderas, con segmentos que van desde lo típico en el terror hasta miedo del bien claustrofóbico. Aunque “Jailbreak” es la pieza más débil del montón, “The Accident” es lo suficientemente excelente como para cubrir las deficiencias de su sucesor.

 

1

13. Star Trek Beyond: ¿Quién hubiera pensado que la franquicia se recuperaría luego del fiasco que fue Into Darkness? Lo interesante de Beyond es que parece un episodio de The Next Generation pero con los personajes originales “rejuvenecidos”, dividiendo al equipo de la Enterprise en diferentes misiones, e incluso introduciendo a la simpática Jaylah (Sofía Boutella, parte de la ya recomendada Kingsman: The Secret Service). Como todo film del nuevo Star Trek, su villano es terrible, pero eso será un error a corregir para la cuarta edición.

 

1

12. Train to Busan: Muy pocos esperaban que un film de zombies coreano tuviera alguna repercusión internacional, y aún menos que se volviese un clásico de culto. Y, sin embargo, 부산행 logra impactar a la audiencia con una historia divertida y a su vez extremadamente aterradora, con un virus que hace de casi toda la población máquinas veloces de matar, algo que los pasajeros de un tren notan un poco tarde, luego de que se filtre un infectado a los vagones. Es difícil encontrar a alguien que la haya visto que no la recomiende, incluyéndome.

 

1

11. The Purge: Election Year: Los estadounidenses ya tendrán bastante pesadilla política a partir de 2017, pero en 2016 tuvieron un pequeño pantallazo de este futuro con la tercera entrega de la interesantísima saga de horror. Seguramente ya saben que en las Purge por sólo una noche anual se habilita cualquier tipo de crimen sin castigo alguno, y los que deben huir esta vez de los locos asesinos son una senadora anti-Purge y su guardaespaldas (que resulta ser Leo, el héroe de Anarchy). Aunque no tan buena como Anarchy, es una secuela de altísima calidad.

 

1

10. The Invitation: Sí, otro film de terror, aunque más que horror es puro suspenso lo que impulsa a este proyecto de Karyn Kusama, en donde un grupo de amigos se reúnen en una casa para lentamente ir notando que hay algo muy sospechoso en el comportamiento de su amiga (y la pareja de ésta). La sensación tétrica de toda la situación escala lentamente, mientras que el espectador está en un estado posiblemente más alerta que los personajes.

 

1

09. Men & Chicken: El lector regular sabrá que tengo afinidad por los films con tramas y personajes peculiares, y esta comedia no es la excepción. Mads Mikkelsen y David Dencik brillan como un par de hermanos que salen en la búsqueda de su padre biológico, descubriendo en el proceso otros tres hermanos, cada uno con su particularidad extraña. No puedo revelarles más de la trama porque sería una pena arruinar semejante joya del cine danés, pero les puedo garantizar que no es uno de esos films que se olvidan fácil.

(más…)