Archivo para enero, 2014

Las 5 Mejores Películas de 2013.

Seguramente no muchos de ustedes experimentaron uno de los terrores más grandes del ser humano: el notar que es fin de mes y no llegaron a cumplir su cupo de entradas en sus blogs. Por suerte, todo buen lector de En las Malas y en las Buenas sabe cuánta negligencia sufre este sitio de mi parte, por lo que este retraso en los artículos de “fin de año” posiblemente no les fue sorpresa. No que les importe, de todos modos, porque el lector promedio de este sitio llega por buscar “muertes de actores en películas” o “tom hiddleston novia”. Por lo tanto, éste es el último post de lo mejor de 2013, las mejores películas de ese año, afortunadamente para aquel que sufre con mi uso de gerundios.

Antes de continuar, los redirijo a críticas más constructivas que hice de los films 47 Ronin, Inside Llewyn Davis, y The Wolf of Wall Street para mi empleo. No es por promocionarme, sino porque ninguna de éstas está en la lista que se encuentra a continuación (recuerden, la última es la mejor):

Broken: ¿Cómo saber cuando un film puede ser de mi agrado? Cuando a mi madre le desagrada. Esta película no tiene ningún elemento grotesco o increíblemente sangriento, pero es una mirada muy certera, muy brutal a la verdadera Inglaterra, aquella que la BBC y los corgis de la Reina no quieren que conozcamos los extranjeros. Por más que no lo crean, los ingleses también tienen su versión de los vecinos molestos que pasan la Trikitonga 20 horas del día. Con actuaciones impresionantes de talentos de la talla de Tim Roth, Cillian Murphy, y Rory Kinnear, es muy recomendable, y el único motivo porque no está más adelante en esta lista es porque técnicamente es de 2012, aunque no llegó a Latinoamérica hasta 2013.

El Hobbit – La Desolación de Smaug: Algo bueno de una secuela es cuando uno sale del cine pensando en lo terrible que fue la primera parte cuando se la compara con su volumen más reciente. Con la nueva El Hobbit, no pude dejar de pensar en cuánto relleno tuvo la anterior y cuántas cosas pudieron haber sido removidas en contraste a la acción y aventura sin parar de la secuela. La trama parecía diseñada para enfocar con la peor luz posible al inepto de Thorin, y con gusto hubiese cambiado gran parte de las escenas con Tauriel por más de Thranduil. No por motivos de guión, sino porque ver a Lee Pace en la pantalla grande es una delicia. De todos modos es una secuela de primera, un viaje entretenido que vale la pena hacer y recomendar.

(más…)


Las 10 Mejores Canciones de 2013.

Cuenta la leyenda que, cada diez meses, de las sombras surge uno de los miembros más queridos por todos aquellos fans de decir amargueitor en las situaciones menos irónicas, listo para escribir su serie de posts anuales de aquello que le gustó en el año anterior. Esta criatura sigue esta serie con alguno que otro artículo irrelevante y poco hilarante, aunque ésta cree que no hay humor mejor que el suyo (y el británico, porque sino no hubiese pasado una tarde viendo Alan Partridge: Alpha Papa [citation needed]).

Sí, bienvenidos al primer post del año. Como escribir ensayos ganadores de premios académicos (posiblemente porque no hago ninguna broma en éstos, a menos que consideren mi repetición de todas las palabras que terminen en “-mente” algo hilarante) y trabajar en el sitio de cine que seguramente ustedes no leen no me llevan todo mi tiempo, los que me siguen en Tumblr posiblemente conozcan ya mi lista de las 10 mejores canciones de 2013. No es una primicia en sí, sólo lo dije para que se sientan mal de no seguirme en Tumblr.

El artículo, finalmente, a continuación (en orden inverso de importancia, menor a mayor):

1. Snap Out of It – Arctic Monkeys: AM no es el álbum más destacable de todo 2013, y menos dentro de la discografía de esta banda inglesa, pero hay algo rimbombante en este track que cautiva y llama la atención, apareciendo en varios playlists “alegres”, porque no hay manera de que uno no baile o mueva al menos los pies mientras lo escucha. Por supuesto, no la lanzaron como sencillo, ya que R U Mine? es mejor para escuchar en la radio, porque es momento ideal para cambiar de estación.

  • Si les gustó…: N°1 Party Anthem es el epítome del humor británico, una canción cuyo título da a pensar que es lo más punchi del planeta pero que en realidad es más deprimente que pensar que Jonah Hill tiene más nominaciones al Oscar que Gary Oldman. A diferencia de Hill, el track seguramente sabe actuar, y suena muy bien.

2. Evil Eye – Franz Ferdinand: Está bien, admito que fui algo severa con esta banda en el transcurso de los años, y que hablé muy mal de Tonight cuando quizás no se lo merecía tanto, porque en sí Franz Ferdinand es un grupo mediocre que hace canciones muy bailables, y jamás rompieron esa promesa con ninguno de sus discos. Evil Eye, aparte de que su video es simplemente increíble e hilarante, es una canción pegadiza por naturaleza y muy divertida, un regreso al Franz Ferdinand para nada sombrío de antaño.

  • Si les gustó…: Bullet es muy buen track, también. De hecho, éste iba a ser el destacado, pero después de mucho calcular terminó ganando Evil Eye. Lo lamento, gran melodía.

3. Running Out of Fantasy – Manic Street Preachers: El único motivo por el cual esta canción se encuentra tan abajo en el conteo es porque más arriba (o sea, más abajo) hay otra más del nuevo álbum de este supremo trío galés, Rewind the Film. Este melancólico track destaca la hermosa voz de James Dean Bradfield y tiene una de las mejores letras de toda la discografía de la banda. Simplemente imperdible.

  • Si les gustó…: Si están en onda melancólica y desean una canción de protesta con varias referencias a Gales, This Sullen Welsh Heart es lo suyo. En este caso, Bradfield comparte vocales con Lucy Rose, como es la moda más reciente de la banda y que se repite dos veces más en el nuevo álbum con otros artistas.

4. Young Volcanoes – Fall Out Boy: ¿Pueden creer que, en el primer boceto de esta entrada, The Phoenix estaba en segundo puesto? Luego de mucho calcular y comparar, no sólo empujé a esta banda cinco puestos para abajo sino que invertí el track por su compañera Young Volcanoes, las únicas dos canciones de Save Rock N’Roll que no provocan asco (aunque es mejor que la abominación más reciente de Panic! at the Disco). No hay nada en esta escogida que no los pondrá de buen humor, así que dénle una escucha.

  • Si les gustó…: Escuchen The Phoenix también, porque me siento extremadamente culpable. Eso, y porque así reconocen la melodía cuando aparezca en alguna actualización del Dance Dance Revolution.

(más…)