Archivo para enero, 2018

Las 7 Mejores Canciones de 2017.

Se acuerdan cómo 2016 fue un año nefasto para la cultura popular, pero al menos nos había dejado con buena música? Bueno, 2017 no fue tan terrible dentro de todo, pero no había canción en la radio que no fuera un claro atentado contra los oídos de uno. Y como casi todo artista que se valora sacó disco en 2016, terminamos con un 2017 en donde sólo puedo realmente destacar cuatro canciones, y una es de Eurovision, así que imagínense cuán mal estamos.

sp-studio

Malas llama a esto americana chic.

Pero bueno, uno hace lo que puede, rescatando 7 ítems. La lista va de menor a mayor en orden decreciente, y la canción está antes de cada ítem para que la puedan escuchar mientras leen su explicación debajo.

 

7. Tyson vs. Douglas – The Killers: Nunca suena muy profesional empezar hablando mal de un CD, pero digamos que Wonderful Wonderful deja mucho que desear, incluso dentro de los parámetros decadentes que viene dejando la banda. Por eso, Tyson vs. Douglas, una oda al terror de no ser más un ídolo, se destaca, particularmente porque parece más de discos anteriores que del suyo. Recuerdan cuando The Killers era una buena banda? Esta canción tiene algunos vestigios de eso.

  • Si les gustó…: Está bien, no sólo Tyson vs. Douglas es relativamente buena. Run For Cover es otro track bastante destacable dentro de Wonderful Wonderful, una melodía rock a lo Springsteen que a veces es demasiado Springsteen, perdiendo la identidad de la banda.

 

6. Solid Gold – The Darkness: Si hay algo en lo que podemos contar, es con que The Darkness saque un disco que tiene al menos tres canciones buenas. Solid Gold es el típico himno glam a, pues, la mismísima banda, vanagloriándose de su gran vida de gira, las groupies, y el rock’n’roll. Como es The Darkness, esto es más en tono paródico, aunque no del todo. La base es pegadiza, los versos te llevan sin duda a cantar el estribillo junto con la banda, y parte de las letras es excelente. Pero le falta ese toque completamente bromista, como el de Everybody Have a Good Time, para hacerlo un track supremo.

  • Si les gustó…: La banda experimenta muchísimo en Pinewood Smile, sin salirse tanto de las líneas del glam rock, y así es como terminamos con cosas de calidad así como Happiness, Stampede of Love, y el primer sencillo All The Pretty Girls.

 

5. Everything Now – Arcade Fire: Arcade Fire ya no es lo que era. Sigue siendo una excelente banda en vivo, que se arriesga y experimenta con diferentes estilos y temáticas, pero a veces, como se diría en argentino, “la cosa no va”. Reflektor no fue. Everything Now tampoco va, pero es un paso en la dirección correcta. Y sólo lo digo por el track titular, que es una fiesta en cinco minutos, además de una crítica al consumismo. Pero una sola canción no puede sostener a un álbum, y menos una que a veces tiende a sonar como Can’t Take My Eyes Off You.

  • Si les gustó…: No puedo recomendarles el resto del CD a menos que sea en vivo. Sin embargo, pongo en su consideración algunos tracks del álbum más reciente de la siempre increíble Rhiannon Giddens que, si bien no tenían lo necesario como para calificar para esta entrada, vale la pena destacar: Julie, y At the Purchaser’s Option.

 

4. Dead In The Water – Noel Gallagher’s High Flying Birds: Para ser una canción que Gallagher había escrito días antes de grabarla, de haberla grabado por casualidad, y que en esas casualidades la grabación resurgiera como una idea para un track extra en Who Built the Moon?… pues, no pudo haber salido mejor. Sólo las vocales de Gallagher, las notas acústicas, y el ambiente cerrado en el que se nota grabado le dan un toque de nostalgia y melancolía a esta excelente melodía, que tiene un poder impresionante para extraer lágrimas de uno. Y con eso cierra el álbum.

  • Si les gustó…: Who Built the Moon? es un muy buen álbum siempre y cuando hagamos la vista gorda a los tracks que duran más de cinco minutos (Dead In The Water siendo la excepción). Particularmente destaco Holy Mountain (y su “leve” parecido con She Bangs), y Fort Knox.

(más…)

Anuncios

Las 15 Mejores Películas de 2017.

Mejor tarde que nunca, En las Malas y en las Buenas resurge con sus anuales posts de cine y música! Eso sí, a diferencia de años anteriores, tendrán que esperar un poco para el de las mejores canciones de 2017 porque, pues, saben lo complicado que es subir cada canción a un servidor aceptado por WordPress para su reproducción en el artículo?!? Así que tendrán que conformarse con leer las que (en mi opinión) fueron las 15 mejores películas de 2017.

Menciones de honor (o “buenas pero hasta ahí, al menos mejores que I, Tonya y Goodbye Christopher Robin“): Prevenge, XX, Christine, Mindhorn, Free Fire, Pilgrimage, Tour de Pharmacy, The Party, y mother!

 

Sin título

15. American Made: Luego de iniciar el año con esa monstruosidad que fue The Mummy, los futuros prospectos de Tom Cruise parecían poco prometedores, pero su reunión con el director Doug Liman (con quien ya había hecho Edge of Tomorrow), retratando el auge y estrepitosa caída del piloto CIA-eño Barry Seal, fue una agradable sorpresa dentro del panorama cinematográfico. La película, si bien tiene sus fallas, es una comedia ligera y entretenida llevada en su mayoría por el carisma de Cruise, y por las extrañas situaciones que, increíblemente, fueron reales.

 

Sin título

14. Creepy: Kiyoshi Kurosawa es un director muy particular. Puede explorar cualquier género en sus films y hacerlo interesante. Pero verlo regresar al terror es siempre un placer. En este caso, Kurosawa nos presenta un vecino algo preocupante, cuya simpática personalidad podría estar ocultando cosas muy sombrías… o, al menos, eso es lo que cree nuestro protagonista, un negociador retirado. Aunque no tiene la excelencia de Cure, el film te mantiene en vilo hasta el final, incluso hasta dudando de lo que ves.

 

Sin título

13. The Disaster Artist: The Room es uno de esos films que son tan malos, que hay que ver para realmente absorber CUÁN malos son; aún mejor cuando su trasfondo es igual de pésimo. El trasfondo de The Room se retrata en esta adaptación del hilarante libro de Greg Sestero, completo con directores que se creen estrellas, sets sin aire acondicionado, y actores/técnicos que no comprenden qué rayos hacen allí. Y todo esto con un aire de respeto a la película original. Sí, hasta las monstruosidades necesitan cariño.

 

Sin título

12. John Wick: Chapter 2: John Wick está de regreso!!! Con una secuela que no es tan buena como la original!!! Pero incluso así vale la pena el ticket/rental/horas de tu vida!!! Esta vez, John es más presa que cazador, con todos los asesinos del mundo buscando incrustarle una bala y cobrar la recompensa. Pero nuestro amigo no se queda de brazos cruzados, y ahí es donde vienen las escenas increíblemente coreografiadas, la cinematografía de primera, y la acción sin parar. Y la futura tercera parte promete un film aún mejor!

 

Sin título

11. A Taxi Driver: Hay eventos históricos que uno, posiblemente por lejanía geográfica, no conoce, y a veces está bueno que el cine nos los muestre. La masacre de Gwangju es vista a través de los ojos de un taxista, cuya necesidad monetaria lo lleva a trasladar a un periodista alemán justo al centro del desastre, que obviamente no está siendo televisado por los medios oficiales. Es una película que no teme en retratar la violencia y torturas, pero a su vez no puede alejarse de los clichés dramáticos que plagan este tipo de films. Aún así vale la pena verla, indudablemente.

 

Sin título

10. Split: Quién hubiera pensado que M. Night Shyamalan regresaría a sus raíces de terror psicológico/sobrenatural, y que haría algo bueno con eso? Simplemente era necesario reducir el presupuesto y cantidad de personajes, una historia contenida con pocas alusiones al director. Y allí es donde entró un impresionante James McAvoy haciendo de un hombre con 24 personalidades, la última (y más peligrosa) surgiendo lentamente. Era justo lo necesitábamos, un destacable film para empezar el año.

(más…)