Entradas etiquetadas como “The Darkness

Las 10 Mejores Canciones de 2019.

A pesar de que suene como una enorme pesimista, voy a sincerarme y decirles que 2019 no me resultó provechoso en términos de descubrir cultura pop interesante o destacable, más allá de un par de canciones y películas. Sin embargo, logré recopilar varias melodías que hicieron del año anterior algo llevadero y que, si bien gran parte de ellas no pueden compararse con las elecciones de años anteriores, aún así merecen ser parte de esta lista.

sp-studio hatari

Le dije a Malas que deje de mirar Eurovision! Está corrompiendo a la juventud!

A continuación encontrarán la lista, siempre siguiendo las mismas reglas: va de menor a mayor en orden decreciente, y la canción está ubicada antes de cada ítem para que la puedan reproducir antes de leer su texto correspondiente debajo.

10. (I’m Gonna) Love Me Again – Elton John & Taron Egerton: Seguramente ya han leído sobre mi enorme cariño por la biopic Rocketman, y existe la posibilidad de imparcialidad… Sin embargo, esta canción original escrita específicamente para el film e interpretada por tanto el Elton real como el ficticio es una agradable melodía rimbombante que cumple de maravillas con su tarea de cerrar la película en una nota alta.

9. Sunday Driver – The Raconteurs: Ya era hora de que Jack White y compañía regresara a las andanzas y, por suerte para el oyente de buen rock, el disco más reciente de la banda valió la espera. Sunday Driver es posiblemente el track más Raconteur-o del disco, que está a pasos de ser parte del soundtrack de un juego deportivo, o de una compilación de “mejores temas para reproducir mientras manejas”.

  • Si les gustó…: Shine the Light on Me es Jack White en su más Whitesco, una canción que fácilmente pudo haber sido parte de sus proyectos solistas. A través del lente de los Raconteurs, el track se beneficia muchísimo más que si hubiera sido parte de los álbumes solistas.

8. Moto Pop – Frank Iero and the Future Violents: Las tendencias de Iero a realizar canciones de rock caótico finalmente parecen haber dado frutos con este track que no sólo es muy interesante desde un punto de vista musical, sino que además sirve para reproducir de fondo mientras uno/alguien destruye múltiples cosas con un bate de béisbol. No que yo haya comprobado esta teoría, pero estoy segura de que encaja perfectamente.

  • Si les gustó…: Pues les puedo ofrecer completamente lo contrario, A New Day’s Coming, una canción melancólica y pacífica en donde Iero no le atina a una sola nota, pero aún así es un track bellísimo y la antítesis de Moto Pop.

(más…)


Las 7 Mejores Canciones de 2017.

Se acuerdan cómo 2016 fue un año nefasto para la cultura popular, pero al menos nos había dejado con buena música? Bueno, 2017 no fue tan terrible dentro de todo, pero no había canción en la radio que no fuera un claro atentado contra los oídos de uno. Y como casi todo artista que se valora sacó disco en 2016, terminamos con un 2017 en donde sólo puedo realmente destacar cuatro canciones, y una es de Eurovision, así que imagínense cuán mal estamos.

sp-studio

Malas llama a esto americana chic.

Pero bueno, uno hace lo que puede, rescatando 7 ítems. La lista va de menor a mayor en orden decreciente, y la canción está antes de cada ítem para que la puedan escuchar mientras leen su explicación debajo.

 

7. Tyson vs. Douglas – The Killers: Nunca suena muy profesional empezar hablando mal de un CD, pero digamos que Wonderful Wonderful deja mucho que desear, incluso dentro de los parámetros decadentes que viene dejando la banda. Por eso, Tyson vs. Douglas, una oda al terror de no ser más un ídolo, se destaca, particularmente porque parece más de discos anteriores que del suyo. Recuerdan cuando The Killers era una buena banda? Esta canción tiene algunos vestigios de eso.

  • Si les gustó…: Está bien, no sólo Tyson vs. Douglas es relativamente buena. Run For Cover es otro track bastante destacable dentro de Wonderful Wonderful, una melodía rock a lo Springsteen que a veces es demasiado Springsteen, perdiendo la identidad de la banda.

 

6. Solid Gold – The Darkness: Si hay algo en lo que podemos contar, es con que The Darkness saque un disco que tiene al menos tres canciones buenas. Solid Gold es el típico himno glam a, pues, la mismísima banda, vanagloriándose de su gran vida de gira, las groupies, y el rock’n’roll. Como es The Darkness, esto es más en tono paródico, aunque no del todo. La base es pegadiza, los versos te llevan sin duda a cantar el estribillo junto con la banda, y parte de las letras es excelente. Pero le falta ese toque completamente bromista, como el de Everybody Have a Good Time, para hacerlo un track supremo.

  • Si les gustó…: La banda experimenta muchísimo en Pinewood Smile, sin salirse tanto de las líneas del glam rock, y así es como terminamos con cosas de calidad así como Happiness, Stampede of Love, y el primer sencillo All The Pretty Girls.

 

5. Everything Now – Arcade Fire: Arcade Fire ya no es lo que era. Sigue siendo una excelente banda en vivo, que se arriesga y experimenta con diferentes estilos y temáticas, pero a veces, como se diría en argentino, “la cosa no va”. Reflektor no fue. Everything Now tampoco va, pero es un paso en la dirección correcta. Y sólo lo digo por el track titular, que es una fiesta en cinco minutos, además de una crítica al consumismo. Pero una sola canción no puede sostener a un álbum, y menos una que a veces tiende a sonar como Can’t Take My Eyes Off You.

  • Si les gustó…: No puedo recomendarles el resto del CD a menos que sea en vivo. Sin embargo, pongo en su consideración algunos tracks del álbum más reciente de la siempre increíble Rhiannon Giddens que, si bien no tenían lo necesario como para calificar para esta entrada, vale la pena destacar: Julie, y At the Purchaser’s Option.

 

4. Dead In The Water – Noel Gallagher’s High Flying Birds: Para ser una canción que Gallagher había escrito días antes de grabarla, de haberla grabado por casualidad, y que en esas casualidades la grabación resurgiera como una idea para un track extra en Who Built the Moon?… pues, no pudo haber salido mejor. Sólo las vocales de Gallagher, las notas acústicas, y el ambiente cerrado en el que se nota grabado le dan un toque de nostalgia y melancolía a esta excelente melodía, que tiene un poder impresionante para extraer lágrimas de uno. Y con eso cierra el álbum.

  • Si les gustó…: Who Built the Moon? es un muy buen álbum siempre y cuando hagamos la vista gorda a los tracks que duran más de cinco minutos (Dead In The Water siendo la excepción). Particularmente destaco Holy Mountain (y su “leve” parecido con She Bangs), y Fort Knox.

(más…)