Entradas etiquetadas como “sugerencias

Cómo evitar la Ira de tus Lectores sin morir en el Intento.

Hay una estadística interesante acerca de mi blog que pocos saben y, probablemente, poco les importe. Ésta, casualmente, indica que de los casi 10.000 fans que tengo en total (suscripciones y fans) y de los más de 100 usuarios que regularmente visitan la página oficial (más de 500 serían en la página de Facebook), sólo un puñado que casi puedo contar con los dedos de la mano se hace notar, ya sea comentando o enviando interesante feedback vía e-mail. Qué ocurre con ‘En las Malas y en las Buenas’ que no lleva a sus lectores a sentirse lo suficientemente inspirados como para dejar unas palabras, o al menos colocar un simple “Me Gusta” en una nota para así hacer notar a la horrible, patética escritora que al menos no tienen oculta la página en su corriente de Noticias? Qué es lo que lleva a más de 4.000 lectores a mostrar pura indiferencia hacia el sitio, que casualmente acepta comentarios negativos (siempre y cuando no haya insultos o cosas MUY ofensivas)? Es obvio pues que no es tanta culpa del lector, sino que también del escritor. Sí, no realizo extensos webcómics extremadamente divertidos, ni actualizo al mundo con lo último y más genial de la música, ni hago concursos para al menos llamar la atención de un par de perdirijillos; sabiendo también que últimamente he estado escribiendo sólo una vez por semana por encontrarme muy ocupada, hecho que probablemente ha dispersado a un par y ha alertado a muchos como si fuera una señal de que pronto dejaré de escribir. En esta entrada procederé, quizás de forma poco humorística, a explicarles un par de razones por las cuales he estado dejando un poco de lado el blog y acerca del futuro de éste. Sorry por la larga introducción (y por todo el resto).


  • Pierdo tiempo con las cosas más ridículas: Si hay algo que los gatos y yo tenemos en común, aparte de tener nueve vidas y un pánico masivo por los perros, es la extrema curiosidad que todo nos provoca. El problema, también, es que hasta un caracol tiene mayor capacidad de procesamiento y agilidad que yo. Ambos factores, tristemente, llevan a ese severo paradigma de pasarse horas congelado frente a una mínima estupidez, más un par de días investigando acerca del asunto. A veces termino encontrándome con cosas extremadamente agradables, mientras que otras veces mis días se derrochan con ridiculeces como Charlie Sheen (y todos sabemos cómo terminó eso, verdad?). Por ejemplo, pasé todo un día observando la avant premiere de “Thor” en vivo por Internet sólo para ver si Tom Hiddleston era atractivo, porque los tráilers del film lo hacían parecer así. Y vaya que fueron horas perdidas, ya que estaba terriblemente equivocada.
EWWWWWWWWWWWW!!!

(más…)

Anuncios