Las 11 Mejores Canciones de 2016.

2016 va a pasar a la historia como un año nefasto para la cultura popular y, además, nos trajo una edición terrible de Eurovision definida por canciones normales. Realmente, ¿para qué escribir este artículo si no hay siquiera una melodía pésimamente concebida por un dúo europeo que obviamente es un mal representante de su país? Afortunadamente, estas 11 mejores canciones de 2016 son un rayo de luz… de esos que solían reflejar los CDs de AOL colgados ornamentalmente de la ventana y que te dejaban ciego. Pero es una buena ceguera, con reuniones de bandas de los ’60, el álbum final del gran Bowie, y Dwayne Johnson.

sp-studio

Malas está de tributo en esta ocasión. Le faltó el maquillaje.

A diferencia del año pasado, son sólo 11 ítems y parece que encontré un buen lugar que me sirve de host para los archivos. La lista va de menor a mayor en orden decreciente, con el track primero para que lo escuchen (sure, Jan) y luego su explicación.


11. Miss Me – Frank Iero and The Patience: Si se creían que había superado la separación de My Chemical Romance… esperen, ¿realmente creían eso? Jajaja, pobres. Pero Iero probó ser un buen compositor y frontman con Stomachaches (de 2014) y Parachutes (de 2016, y afortunadamente no titulado Parachutesflying). Miss Me, con su tinte country, es una melodía simpática y memorable que le augura una próspera carrera al guitarrista.

  • Si les gustó…: A diferencia de Iero, los Kings of Leon siguen cavando esa linda tumba con WALLS, en donde sólo una canción vale la pena del triste montón: Muchacho. Siéntense, suban el volumen, húndanse en el ambiente y maten todo “oye, ¿cómo será el resto del CD?” que se les cruce.

 

10. What Have I Become – The Ain’t Rights: Ver Green Room es una experiencia dolorosa por donde se la mire, un film visceral y excelentemente actuado, con una banda sonora de primera que incluye temas punk conocidos y también originales compuestos por Will y Brooke Blair para la banda protagonista. What Have I Become es un track original que perfectamente engloba todo lo que son los Ain’t Rights antes del caos.

  • Si les gustó…: Toda la banda sonora es increíble, pero Coronary es otra canción original, más violenta, que marca el comienzo del desastre para los Ain’t Rights. Es importante destacar: los actores no interpretaron los tracks que oyen.

 

9. Distant Sky – Nick Cave & The Bad Seeds: Ya que estamos en modo “doloroso”, hablamos de esta desgarradora canción, solemne y melancólica, con el peso que sólo Nick Cave y Warren Ellis pueden brindarle. El que sabe la historia detrás del álbum, Skeleton Tree, posiblemente encuentre más motivos para deprimirse, pero el track individualmente es una maravilla musical que los críticos del medio pasaron por alto.

  • Si les gustó…: No, no es un track que arrastra la muerte de un hijo detrás, pero otra maravilla musical, en términos compositivos, de 2016 es sin duda el tema que acompaña los créditos de la serie Westworld. Buen trabajo, Ramin Djawadi.

 

8. Freddy My Love – Keke Palmer y compañía: Sí, escuché el soundtrack del “evento musical en vivo” que fue Grease! Live. A pesar de que es una performance vocal sencilla por parte de la actriz y la canción no es gran cosa, Palmer hace de este track, que hasta el momento no había sido interpretado de forma decente, una destacable carta a un novio escondido entre las trincheras. Bonus: esta es la performance en vivo del track.

  • Si les gustó…: Aunque no lo crean, hay Grease! Live en la lista de este año, pero no The Killers, ya que su canción de Navidad de 2016 fue un trainwreck de primera clase. Sin embargo, la banda compuso e interpretó la genial Mixed Signals, parte de The Heavy Entertainment Show, de Robbie Williams. Algo es algo.

 

7. You’re Welcome – Dwayne Johnson: ¿Quién se imaginaba a The Rock como cantante? Brindándole toda su simpática personalidad al semidiós Maui en el film de Disney Moana, Johnson además le inyectó carisma al track que define al personaje, haciendo de You’re Welcome una melodía esencial para sobrevivir lo que fue 2016.

  • Si les gustó…: Where You Are es otro tema de Moana súper entretenido, que mantiene la identidad hawaiana del film y se aplica como cántico alentador del personaje titular. Y, obviamente, es mucho mejor que la chatarra pop de How Far I’ll Go.

 

6. I Can’t Wait – Carmen Cusack: Hablamos de un musical de Disney, ¿por qué no hablar de un musical de Broadway? Sí, esta canción pertenece a los temas originales compuestos por Steve Martin (sí, ese Steve Martin) e Edie Brickell para el musical Bright Star. Esta melodía en particular, el cántico de una madre a su hijo por nacer, particularmente ataca el alma, una hermosa composición que garantiza la llegada (y partida) de lágrimas.

  • Si les gustó…: Ya es costumbre recomendar el álbum completo, pero esto sería lo correcto, más considerando que posee canciones tan destacables como Bright Star o If You Knew My Story. Si esas les gustaron, pues, escuchen el CD.

 

5. Simone – The Milk Carton Kids: Algo bueno tenía que salir del desastre universal que fue la serie de HBO Vinyl, que cada semana editaba un LP con las canciones del episodio correspondiente, usualmente covers de temas clásicos interpretados por artistas modernos. En este caso, al simpático dúo de Los Angeles les tocó una canción mediocre de England Dan y John Ford Coley, transformándola en una versión que está muy por encima del terrible show que la comisionó.

  • Si les gustó…: Hablando de covers, no podemos dejar de destacar la sorprendente versión en vivo de Handle With Care (de Traveling Wilburys) interpretada por Brandon Flowers, Dhani Harrison, Jonathan Bates, “Weird Al” Yankovic, Britt Daniel y Wayne Coyne para el George Fest de 2014, editado en CD y documental en 2016.

 

4. Dollar Days – David Bowie: Es difícil separar una canción exclusivamente del último disco de la fallecida leyenda del rock, particularmente porque es claro que cada track se relaciona con una parte de su vida y lucha, cada composición en Blackstar siendo una pieza en el rompecabezas que era Bowie, y una mitología que se expandirá más allá de su muerte. A su vez, el álbum no es exactamente el mejor producido por el artista, pero tracks como Dollar Days nos muestran que nada podía parar el enorme potencial de Bowie para crear arte icónico.

  • Si les gustó…: Nuevamente, todo Blackstar es recomendable, desde el tema titular hasta el devastador Lazarus, pasando por la locura jazz/rock de ‘Tis a Pity She Was a Whore al descontrol total de Girl Loves Me (¿querían escuchar a Bowie haciendo una pieza de hip-hop/rap alternativo? ¡Ahí lo tienen!).

 

3. F**k Off – The Lonely Island: Nunca descarten la mágica capacidad musical que tiene una parodia. Para el film Popstar: Never Stop Never Stopping, Lonely Island compuso (con ayuda) varias canciones representativas de los peores elementos recurrentes de la música actual. Aunque fue editado fuera del film, F**k Off es una parodia excelente de bandas “progre” como fun., y un himno a ignorar las reglas único en su clase. Para mayor efecto, vean la escena borrada, en donde Andy Samberg interpreta joyas líricas como “grumpasaurus” en un concierto.

 

2. River Rocket – Andy Hull y Robert McDowell (feat. Daniel Radcliffe y Paul Dano): La temática de Swiss Army Man no es para muchos, a pesar de ser un maravilloso film (ya regresaré a eso cuando hable de las películas de 2016), pero una de sus fortalezas es la banda sonora, compuesta de cacofonías, variaciones de un track particular, diálogo de los actores y, en el caso de River Rocket, todo eso junto. Pero esa mezcolanza es lo que lo hace tan valioso. Si necesitan una bella canción que les permita cerrar los ojos y hundirse en un universo de paz, ésta es la indicada.

  • Si les gustó…: La brillante “hermana mayor” de River Rocket, Montage, es otra gran melodía parte del soundtrack, pero si quieren algo más tradicional sugiero A Better Way, la composición de la que nace gran parte de la banda sonora.

 


1. She Makes Me Laugh Y Me & Magdalena – The Monkees: ¡Tenemos un empate! En este caso, son dos tracks de Good Times!, la reunión por el 50° aniversario de los Monkees, uno siendo una alegría incesante y el otro una solemne canción de amor. Aunque uno de los Monkees haya fallecido, los tres restantes regresaron de forma imparable en 2016, interpretando tracks originales escritos por éstos y por invitados (en el caso de nuestro empate, Rivers Cuomo y Ben Gibbard respectivamente). Ambas melodías difieren entre sí pero son igual de destacables, una brisa de aire fresco en un panorama musical plagado de humo pestilente.

 

Eso es todo amigos. Por lo menos hablando de esta lista en particular. Como el año pasado, a continuación encontrarán una playlist de Spotify con cada track mencionado en este artículo, dos maravillosas horas de buena música. Disfruten:

2017 podría ser parecido a 2016. Témanle.

Luz

Anuncios

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s