Las 13 Mejores Películas de 2015.

Bienvenidos a 2015 o, como también podría llamarse, “Elijah Wood sigue trabajando porque produce todos los films en los que aparece”. 2015 fue un gran año para films de calibre épico que fallaron terriblemente en ello, proyectos de amplia diversidad cultural (no vistos por miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas), y en donde cada una de las películas que más anticipaba terminó decepcionándome. Afortunadamente, aún hubo material muy destacable que compondrá esta lista anual extendida y tardía con respecto a su publicación, siguiendo el ejemplo de 2014. Sin más preámbulos, lo que creo son las 13 mejores películas de 2015.

Menciones de honor (o “buenas, pero no tanto, al menos mejores que Beyond the Reach“): Cooties, Set Fire to the Stars, The Last Witch Hunter (noten la trifecta Elijah Wood, ¿por qué creían que apodé a 2015 así?), Victor Frankenstein, 7 Days in Hell, Maze Runner: The Scorch Trials, The Peanuts Movie, Anomalisa, Hotel Transylvania 2, Kill Me Three Times, Black Sea, Legend, Don Verdean, e In the Heart of the Sea.

1

13. The Lobster: Yorgos Lanthimos es un director muy particular que arrastra su particularidad a todos sus proyectos, como este film ubicado en un mundo en donde aquellos que no tienen pareja o son transformados en animales o viven escondidos en bosques. Colin Farrell sigue siendo muy efectivo en comedia, pero es el guión y las performances secundarias de grandes como Olivia Colman y Ben Whishaw las que hacen de The Lobster un film que vale la pena ver y rever.

2

12. The Revenant: Visualmente impresionante y con increíbles performances de todos sus actores (a excepción de un inentendible y sobreactuado Tom Hardy), a este film le hubiera beneficiado el contar con un guión decente que no modificase la historia real de Hugh Glass por cuestiones melodramáticas, y un director más concentrado en la trama que en artilugios. Afortunadamente, aún así es una experiencia cinematográfica impresionante.

3

11. Macbeth: Aunque esperaba más de esta película, no se puede negar que también es una experiencia cinematográfica de primera, en donde todo tiene un significado e incluso aquello que está añadido a esta adaptación textual encaja orgánicamente (no se pierdan cómo llega el bosque de Birnam a Dunsinane, una gran modificación). Siendo el eslabón débil sólo Marion Cotillard, quien tendría que haber intercambiado roles con Elizabeth Debicki, el que Macbeth no se destaque mucho como film es una verdadera lástima.

4

10. Ex Machina: ¿Quién hubiera pensado que estaría hablando bien de algo escrito por Alex Garland? Claro que el guión aún lleva esa impronta altamente predecible típica de Garland, pero éste prueba ser un director destacable, sacando muy buenas performances de actores de primera, y hasta haciendo de escenas ridículas en papel algo inolvidable visualmente, resultando en una película de ciencia ficción muy interesante, aunque no tan inteligente como otros críticos parecieron encontrarla.

5

09. Room: Se necesita mucho para sacar una performance devastadora de un niño, y aún más para hacer de una historia dramática algo que no parece salido de Lifetime. Lenny Abrahamson, quien el año pasado ganó mi aprobación con la fantástica Frank, regresa con todo en este realmente poderoso film, probando ser uno de esos realizadores que va mejorando con el paso del tiempo, incluso cuando se creía que no podía mejorar más.

6

08. Turbo Kid: Todo en Turbo Kid podría sonar terrible, desde su concepción ochentosa, trama fantástica y violenta, y presupuesto bajísimo. Sin embargo, los tres directores del proyecto lo hacen funcionar de maravillas, creando una película tan extravagante como necesaria, ideal para tanto citar como imitar, que realmente no se diferencia mucho de las películas ochentosas (completa con Michael Ironside como el genial villano) pero que tiene todo el toque posmoderno. Además, Apple es suficiente como para incluir el film en esta lista.

7

07. Kumiko, the Treasure Hunter: Quizás estoy haciendo algo de trampa, considerando que este film es muy de 2014 (aunque salió en video en 2015), pero hay algo que particularmente resonó en mí de la historia de una joven solitaria que cree encontrar un tesoro escondido en la película Fargo, o posiblemente sea la brillante performance de Rinko Kikuchi, o la increíble cinematografía y banda sonora, o casi todo elemento del proyecto que lo hace un visionado mandatorio si realmente disfrutan del cine y su magia. También hará que se depriman cada vez que vean pasar un subterráneo.

8

06. The Voices: Aquí tenemos animales y cabezas encerradas en refrigeradores que hablan tranquilamente con Ryan Reynolds. Reynolds es un actor que claramente está dispuesto a alocarse, por lo que Jerry y su extraño don nunca parecen forzados y, con el peso del film en sus hombros, el actor realmente saca a flote esta comedia. Hay que darle crédito también a Marjane Satrapi por no restringirse nunca: donde otro director hubiera agregado peso, Satrapi lo deja volar y salirse completamente de control sin entrar en caos.

9

05. The Man From U.N.C.L.E.: Saben que soy bastante fanática de las adaptaciones cinematográficas posmodernas de series de antaño (véase: The A-Team), así que no es sorpresa que haya disfrutado ampliamente de este proyecto. Hay una enorme atención al detalle por parte de Guy Ritchie que separa este film de cualquier otra película de acción, representando no sólo el lado más humorístico de la serie sino también toda una época, improntas culturales de las locaciones, y además se dispone a sacar a relucir todas las virtudes de su elenco, permitiendo que sea la actitud real de éstos lo que le brinde la tridimensionalidad a sus personajes.

10

04. The End of the Tour: David Foster Wallace era un escritor tan particular como inolvidable, por lo que Jason Segel interpretándolo seguramente resonó mal en más de un cinéfilo posmoderno, llevando a que no muchos realmente tuvieran la chance de ver esta carta de amor cinematográfica al autor. Más allá de ser un retrato muy efectivo de Wallace, lo que este film realmente representa es el fanatismo, cómo una figura reverente, incluso cuando ésta no se crea la gran cosa, puede dejar una amplia huella en todo tipo de personas. Vale la pena ver el film, aunque sea sólo para ver la injustamente ignorada performance de Segel.

11.jpg

03. Kingsman: The Secret Service: Realmente no esperaba disfrutar de este film, atraída mayormente a Colin Firth de traje la premisa. Sin embargo, muy pocas veces me divertí tanto viendo una película como lo hice con Kingsman, al punto en que pasé todo 2015 citándola en los momentos más inesperados. Se nota en su desarrollo que es un film que llevó mucho trabajo pero que nunca se toma en serio, una parodia de películas de espías que terminó siendo más efectiva y hábilmente realizada que Spectre, que no necesita que uno se “desconecte” para verla, ésta narrativamente lleva con la excéntrica e hilarante ola incluso al más serio de los espectadores. La escena en la iglesia es, sin duda, una de las secuencias más icónicas de la década.

12

02. Shaun the Sheep Movie: Es difícil contar una historia devastadora sin palabras. Es difícil también que un público de niños y adultos se identifique con criaturas que no sean antropomórficas. Shaun the Sheep Movie logra sobrepasar esas dificultades, y es excelente en ello, elevando el material (ya muy elevado) de la serie a una trama orgánica y breve que hará que todo tipo de público se involucre y conecte con los personajes, ya sea el ridículo y amnésico Granjero al pequeño Timmy. Así como el film, no se necesitan muchas palabras para probar lo maravilloso que es, éste “habla” por sí solo.

13

01. Mad Max: Fury Road: ¡Qué gran día! ¡Qué gran día en el que una película sola pudo hacer del cine una herramienta de entretenimiento puro sin perder la inteligencia ni la capacidad de revolucionar el paradigma que se veía viendo en el medio! Hayan visto o no los films previos, Fury Road es lo más cercano que encontrarán a una obra de arte cinematográfica, completa con cinematografía envidiable, una banda sonora de primera, y una construcción de universo tan sencilla como tangencial, permitiendo que los personajes interactúen entre sí sin necesidad de conocerse ampliamente. Algo así como Wacky Races pero sin los estereotipos, más acentos australianos, y la dirección del legendario George Miller que hace de este film envolvente y más que obligatorio si son cinéfilos, porque hasta al más arthouse de los críticos que leí lo tuvo aplaudiendo por dos horas en la butaca.

Al momento de la escritura del artículo, no todas las películas aquí mencionadas están disponibles en DVD/Blu-Ray/streaming, pero las que no están en home video están exhibiéndose en el cine. ¿Qué esperan para verlas y luego alabarme insultarme por haberlos llevado a visionarlas?

Sugiero que vean Frank. Sí, todavía estoy con eso.

Luz

Hazte Fan de ‘En las Malas y en las Buenas’ en Facebook! 

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s