Las 12 Mejores Canciones de 2014.

Seguro estarán pensando “¿todavía actualizas este blog?” y, lamentablemente, la respuesta es sí. Quizás por pura nostalgia, como ese Tamagotchi que uno cuida fervorosamente hasta que se le acaba la batería, perdiéndose luego en el universo compartido con juguetes de la Cajita Feliz.

Ahora que superaron esa introducción ridícula de la que me arrepentiré dentro de unas horas, adelanto que es el primer post del año y, a diferencia de lo terrible que fue 2014 en general, muchas de las canciones lanzadas en esos 12 meses fueron más que destacables. Si me siguiesen en Tumblr ya hubiesen escuchado varias de éstas pero tengo tanta popularidad positiva como Bill Cosby actualmente (aunque no su impunidad). El avatar de Malas ya se calzó su look rockero, y aquí están las 12 mejores canciones de 2014.

sp-studio

Ok, quizás no tan rockero.

¿Están listos? Recuerden que va de menor a mayor, piensen que es como si las estuviera calificando de una escala de 1 a 12 (aunque 1 también es bueno, es como hacer un ránking de los cuatro protagonistas de The Musketeers acorde a su belleza). El track/audio va primero, y luego su explicación.

1. They Go Down – The Fratellis: ¿Qué sería de un conteo de canciones en este blog sin mencionar a The Fratellis? A pesar de ser una banda extremadamente mediocre, siguen sacando melodías entretenidas que te dejan pensando en cómo serían si las interpretasen bandas con talento. En 2014, frente a la recepción nivel-Luz de We Need Medicine del año anterior, estrenaron The Soul Crush, en donde se encuentra esta canción que fácilmente podría confundirse con una melodía del buen “rock clásico”.

  • Si les gustó…: Dentro de este EP tenemos otros dos tracks, la fratellicamente mediocre canción que le da el título al disco, y Oh Scarlett, un track de blues y rock muy destacable que casi ni suena como si fuese de ellos.

2. Fake Your Death – My Chemical Romance: Sí, este track es literalmente sólo Gerard Way cantando sobre una melodía pregrabada, algo que es desesperanzador considerando que es la última canción lanzada por “la banda”. Sin embargo, es imposible que no le saque una lágrima a los fanáticos (como yo) que aún sufren por el fin de MCR. De todos modos, aún tenemos el SoundCloud de Ray Toro, la prueba de que éste es el único miembro talentoso del grupo.

  • Si les gustó…: Las compilaciones de LateNightTales son el paraíso de CDs innecesarios, pero la magia de Franz Ferdinand le dio vida a este cover de Leaving My Old Life Behind, un track relajante que destaca la voz de Alex Kapranos.

3. Alone In My Home – Jack White: Lazaretto no es un buen álbum, ¡pero vaya que White tiene un muy buen oído para la música folk/indie/bluegrass/americana! Dentro de ese pastiche producto de desesperación por convertirse en el próximo Bob Dylan, hay dos tracks superiores; Alone In My Home es el más musicalmente logrado de éstos, que casi hace recordar a los viejos días de The White Stripes.

  • Si les gustó…: Temporary Ground es el otro. Aunque no tan destacable como el previamente mencionado, este track es coherente y, de no existir un panorama tan amplio dentro de este conjunto de géneros musicales, hasta podría ser un clásico. La joven que canta en la banda de White es un buen complemento para el músico.

4. eez-eh – Kasabian: Tras años de sufrir un profundo desprecio por esta banda descubrí que, entre las heces, tienen sus pepitas de oro. De 48:13, su álbum más reciente, sólo este tema brilla, un track más que pop que tiene a su oyente bailando sin parar. Éste es el tipo de melodías que merece aparecer en las radios porque sí, será basura, pero es basura apropiadamente creada que te tiene saltando no importa donde estés y no te hace sentir culpable por hacerlo.

  • Si les gustó…: Otro disco terrible lanzado en 2014 es Hold My Home, de los muy talentosos Cold War Kids. El eez-eh de este álbum es All This Could Be Yours, una canción que empuja al oyente a pisar el pedal o, de ser muy responsable detrás del volante, imitar el golpear brutalmente la batería en el aire.

5. I’ll Get You What You Want (Cockatoo In Malibu) – Bret McKenzie: Muppets Most Wanted es una buena secuela, y sus canciones son memorables, especialmente este track parodia de las viejas melodías disco. En el álbum oficial encontramos la versión de la rana malvada Constantine y la del compositor McKenzie. Aunque adoro a Constantine, es obvio que la huella Flight of the Conchords es más presente en el demo original, y es por ello también que la escogieron para el video musical.

  • Si les gustó…: Recomendamos toda la banda sonora, pero la melodía (objetivamente) de mayor calidad es Something So Right, el dúo entre Miss Piggy y Celine Dion. O, como recomendaré hasta la tumba, I’m Number One, el track que prueba que Ricky Gervais tendría que dedicarse a su vieja carrera como cantante y terminar de insistir con Derek.

6. Coming Home – Firelight: Otro conteo, otra mención a Eurovision. ¿Ustedes sabían que hay bandas en Malta? Más allá de mi ignorante comentario, si todas las bandas maltesas son así de buenas, hay que importarlas más para las radios… a ver si se descontaminan un poco de la basura pop autotuneada tan usual con la que someten a las masas.

  • Si les gustó…: ¿No tienen problemas con tracks increíblemente deprimentes? Entonces Silent Storm, de Carl Espen, el candidato de Noruega, es lo suyo. Depende de cómo se alíen los planetas, y su estabilidad emocional, este track los hará llorar en más de una ocasión.

7. The Last Goodbye – Billy Boyd: Declaro oficialmente a esta canción como la más nostálgica de la historia de los tracks cinematográficos que, casualmente, ataca en la parte más devastadora de la trilogía de The Hobbit. Es como si Peter Jackson hubiera hecho una encuesta sobre el momento musical más destructivo de toda la saga Tolkien y hubiese descubierto que la canción de Pippin aún tiene a gente colapsando de la tristeza. Por ello también es que no está tan alta en esta lista, porque parece hecha así de melancólica a propósito.

  • Si les gustó…: No apruebo el extremo cariño que tiene el público por Neil Patrick Harris, por lo que no recibí muy bien la noticia de que éste estaría liderando Hedwig and the Angry Inch en Broadway. Sin embargo, admito que su cover de The Origin of Love es verdaderamente destacable y una gran versión.

8. Tuft – The Soronprfbs: Remarco que Frank es una gran película, que la adoré, y hablaré más de ella en el post de las mejores películas de 2014. Habiendo dicho esto, la música que se creó para este film es del tipo que yo hubiese odiado en otro punto de mi vida. Piensen en The Alan Parsons Project si fuese una pesadilla de Ezra Koenig provocada por LSD, así es la base de las canciones del film. Y, sin embargo, no pueden ser mejor muestra de una banda extraña pero verdaderamente talentosa. Este track, presentado aquí en su versión “pulida” que suena durante los créditos, engloba a The Soronprfbs: curiosa, particular, única en su clase, y necesitando un buen cantante.

  • Si les gustó…: Recomiendo absolutamente todo el soundtrack del film, desde las melodías sin letra hasta los experimentos bizarros como Creaky Door. Pero, obviamente, la más amada del proyecto es la impresionante I Love You All, el “tema principal” del film. Fuera de su presentación en éste no es tan llamativa pero, una vez que terminen de ver la película, no podrán evitar adorarla.

9. Firewater – Old Crow Medicine Show: Recién en 2014 descubrí a esta banda, que hasta es miembro del Grand Ole Opry. Casualmente, hasta el día de hoy estoy arrepintiéndome de no haberlos escuchado antes. Es country/bluegrass/americana de gran calidad, no lo ahora costumbre en el género como Carrie Underwood. Su disco más reciente, Remedy, es una joya bien pulida, y el track que más lo caracterizaría es Firewater, que parece la melodía típica country, pero su ejecución sitúa al oyente en un plano distinto, transportándolo al universo de la canción.

  • Si les gustó…: Si les gustó, pues, siéntense con YouTube y escuchen todo lo que puedan de esta banda, no se van a arrepentir. De Remedy les recomiendo sin duda The Warden, una melodía melancólica de primera, o Sweet Amarillo, una co-composición de Bob Dylan que seguro aún tiene a Jack White muerto de envidia.

10. Europa Geht Durch Mich – Manic Street Preachers: ¿Qué sería de En las Malas y en las Buenas sin los Manics? Aunque Futurology no tiene la calidad de Rewind the Film, la experimentación del supremo trío galés con el rock industrial probó ser más que provechoso, dando lugar a melodías como ésta, que cantan junto a la actriz alemana Nina Hoss, y es uno de los temas más entretenidos que han sacado en tiempos modernos.

  • Si les gustó…: Aunque también les recomiendo que escuchen toda la discografía de la banda (aprovechando el relanzamiento de The Holy Bible), su experiencia con Futurology puede apuntar a dos corrientes sentimentales. Si están con ánimos de algo decaído, recurran a tracks como la maravillosa Black Square; de estar con ganas de más saltos festivos, Let’s Go To War es lo suyo.

11. Hunter of Stars – Sebalter: Sí, regresé a Eurovision, y no con un tema melancólico y trágico como Coming Home, sino con una verdadera locura suiza protagonizada por un hombre silbador y su violín. Así como Alcohol Is Free en 2013, este track es tan ridículo que vale la pena destacarlo. A diferencia de ese caos griego, Hunter of Stars es un tema bien escrito e interpretado, una expresión musical que trasciende su ridiculez y se vuelve realmente impresionante.

  • Si les gustó…: Como es típico de Eurovision, no podemos dejar de destacar el tema malo que nunca deja de ser pegadizamente malo, en este caso Cake to Bake, de Aarzemnieki, un track que habla de tortas, Sherlock Holmes y “¡hasta amo a Latvia!”. Es adorable, por supuesto.

12. Cannons y The Factory Gates – Kaiser Chiefs: Tuve que empatar ambos tracks porque, no podía hacer una preferencia entre ellos. Kaiser Chiefs es notoriamente una banda terrible pero, para sorpresa (al menos) mía, su nuevo álbum, Education, Education, Education & War es uno de los mejores de 2014 y el más destacable del grupo desde Employment. La banda creció muchísimo desde la partida de Nick Hodgson, y eso se prueba en estos tracks, que expresan su descontento con temas actuales. Si tengo que nombrar una de las dos como la mejor canción de 2014, ésa es definitivamente Cannons, por la inclusión al final del verdaderamente majestuoso poema The Occupation, narrado por Bill Nighy, la historia de una guerra entre naciones narrada por aquellos con mayor arsenal (pueden leerlo completamente en este post que hice en Tumblr).

  • Si les gustó…: Aunque ni llegan a los talones de las previamente mencionadas, Ruffians on Parade y Misery Company son tracks entretenidos, muestras de una banda en crecimiento.

Para cerrar, les comento que hice una playlist en Rdio de todas las canciones de 2014 que me parecieron destacables, algunos son tracks de CDs que mencioné en la lista (“Thank you Muppets, no more questions!”) y hay otras sorpresas por allí escondidas. No encontrarán a Old Crow Medicine Show ni a The Fratellis porque ese sitio no tiene sus tracks más nuevos. Las canciones están puestas en un orden específico, cerrando con Cannons, porque me pareció que el poema era una buena manera de clausurar el año. Disfruten:

Los obligaré a amar a Frank. Témanme.

Luz

Hazte Fan de ‘En las Malas y en las Buenas’ en Facebook! 

Sigue a la autora en Tumblr!

Una respuesta

  1. No comparto tu gusto por Frank pero sí por los demás temas, especialmente el de Old Crow Medicine Show, “Sweet Amarillo”, muy buena nota!

    02/02/2015 en 12:42

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s