La Idiocracia, Cuarta Edición: “Achy Breaky 2”, la secuela hip-hop de Billy Ray Cyrus

Cuando pensamos en Billy Ray Cyrus, seguramente lo primero que viene a la cabeza es Achy Breaky Heart, el One-Hit Wonder que éste tuvo hace más de veinte años, y del que jamás se recuperó, no por ser un track idolatrado por todas esas personas que tienen al menos cinco familiares llamados Cletus y Yankee Doodle como bocina de sus coches, sino por el hecho de que Billy Ray es un terrible músico cuya discografía es más ofensiva al buen gusto que la de Nickelback o Bret Michaels. Además, Cyrus tuvo la suerte de vivir hasta el día de hoy del dinero que sigue recaudando su hija Miley con su “música”, esa misma joven que Billy Ray acusó en cierto punto de paganismo al decir que el Diablo había atacado a su familia y los había llevado a la mera oscuridad.

Tan, pero tan ofendido estaba Billy Ray con los arrebatos de vomitiva sensualidad y uso Bieberiano de “miren, miren como consumo drogas, soy tan genial por hacerlo, wiiiiiii” de Miley, que decidió imitarla en su remake del (único) éxito de su carrera, Achy Breaky 2, en la que éste se junta con un (para nada) famoso rapero ([citation needed]) llamado Buck 22, sólo para probar que el Diablo tiene una influencia muy estúpida sobre esta familia. Piénsenlo como la escena de Day-O en Beetlejuice.

En lugar de fragmentar el video oficial y hacer comentarios sobre éste, así como hice en artículos pasados, para esta nueva etapa de La Idiocracia he decidido hacer un relato dramático de los eventos de Achy Breaky 2, que obviamente pueden ver en su totalidad a continuación:

“La actualidad… o un futuro cercano. La verdad que no se sabe, porque Larry King es un Highlander a este punto, y posiblemente extinga a las cucarachas tras una explosión nuclear. Éste reporta lo que los ávidos espectadores del History Channel tanto esperaban: la Tierra está siendo invadida por OVNIs, y los más afectados son aquellos que residan en la zona boscosa del Parque Natural Daniel Boone. ¿Quien podría encontrarse en una reserva forestal en mitad de la noche, perdiéndose la transmisión nocturna del show de Larry King?

Oh, pero si es Billy Ray Cyrus, iluminado por el día soleado mientras éste regresa de pescar con su pequeño amigo afroamericano. ¿Cómo que sus parientes de más de 40 años no salen a pescar con preadolescentes a lugares inhóspitos del planeta? En dónde estábamos, ah sí, Billy Ray camina, guitarra en mano, junto a su amigo, cuando un filtro del After Effects los cubre. ALIENS ALIENS ALIENS CARA DE WHATCHU TALKIN’ ABOUT WILLIS!

La nave huye a toda velocidad de la Tierra, o jamás estuvo, porque directamente pasamos AL ESPACIO! En su abducción, el niño pescador creció unos 30 años aproximadamente y se convirtió en Buck 22, cuyo envejecimiento lo dejó con la inhabilidad de poder rapear decentemente. En lo que se podría decir que es uno de los uniformes espaciales más incómodos desde la creación de los juegos RPG, los aliens son muy similares a las mujeres humanas, con sólo tiras de cinta adhesiva tapando sus partes púdicas y una pésima aplicación de vajazzling. ¡BILLY RAY! A diferencia de su amigo, éste no envejeció, porque si no lo veríamos haciendo una versión dubstep del tema junto al nieto de Skrillex.

Los aliens han venido en son de paz, salvando a la humanidad de tener que tolerar más a Billy Ray, y la única manera que tienen de comunicarse es sacudiendo el trasero sin motivo alguno, una señal de que al espacio llegan las cosas más deprimentes de la cultura pop terrestre. El ilustre músico descubre que puede tocar la guitarra eléctrica en la nave sin la necesidad de cables ni amplificadores, porque, no sé, electromagnetismo y imanes que aún no sabemos cómo funcionan. Para continuar su misión de limpiar al planeta de chatarra, los aliens también han juntado a todos los que disfrutan de la “música” del dúo y los han subido a la nave, para disfrutar del show acústico de elementos electrónicos y auto-tune.

(Um, er, ¿qué hace la versión joven de Buck 22 aquí, si supuestamente éste había crecido? Esto parece El Efecto Mariposa, y el mismo niño mira como si no entendiese, o posiblemente porque está demasiado aterrado. Todos lo estamos.)

Ahem, procedamos. Buck 22, atontado por la situación o porque nació así, se pregunta por qué nadie lo reconoce si se junta con Billy Ray. La respuesta es que solía ser un niño antes de ser abducido, quizás se le olvidó. Éste también destaca que el talentoso artista country es muy popular con las prostitutas, posiblemente porque pagando es la única manera de que alguien olvide que fue éste el creador de Achy Breaky Heart y quiera acercársele. Para rematar el mensaje diabólico, una joven de la edad de Miley sopla humo en la mopa grasosa que Billy Ray llama cabello, y uno de los músicos toca la guitarra estando ésta en su espalda, un acto valiente que no se ve desde la banda de Las Chicas Superpoderosas.

Buck 22 muestra sus pasos de baile luego de disfrutar otra sesión en el escenario de la nave, aunque la canción parece destrozar a los aliens, ya que las que se encuentran detrás de los músicos tienen menos ganas de vivir que el ingeniero de sonido de este track. VIOLINES ESPACIALES F*CK YEAH. En un acto digno de la Holodeck, el rapero estrella encuentra a su equipo de bailarines y arma su propio escenario dentro de la nave, que para ahora ya tiene más cuartos y habitantes que una mansión de telenovela.

Sin embargo, todo debe terminar. Los valientes aliens que han tolerado ese terrible himno a todo lo que está mal con el mundo abrieron la compuerta hacia la nada, o un lugar muy brillante que, con un poco de suerte, es el sol. Allí va Billy Ray. ¡Sí, sigue la luz, Billy Ray, camina hacia la luz! ¡Buck 22 lo sigue! La última performance de sus vidas antes de caer a los confines del espacio… o posiblemente a otra habitación más repleta de drogas, mujeres semidesnudas, y efectos especiales baratos. Whatever. FIN”

El video cierra con diez segundos de pantalla negra, posiblemente para que los espectadores recuperen el aliento luego de tanto reír, o quizás el director cometió harakiri durante la producción. No hay manera de que esto no empate la batalla de cuál es el Cyrus más vergonzoso. Madonna debería asesinar nuevamente American Pie y señalar que el día de lanzamiento de Achy Breaky 2 fue el día en que la música murió.

Sus parientes jamás serán tan avergonzantes. Respiren tranquilos.

Luz

Hazte Fan de ‘En las Malas y en las Buenas’ en Facebook! 

Sigue a la autora en Tumblr!

E-mail: enlasmalasyenlasbuenas@hotmail.com

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s