5 Problemas que están arruinando mi Felicidad con Facebook.

Hoy no iba a hablar de esto, no me parecía necesario, al menos no tanto como una entrada repleta de británicos relacionados con el mundo del cine. Pues, es así como me costó decidirme a realizar un artículo basado en mi nueva lucha contra Facebook. Resulta que, desde el regreso de este blog (y un poco antes también), recibí varios mensajes de los lectores diciendo que las nuevas notas no aparecían en sus Noticias, cosa que yo venía sospechando previamente al notar un decrecimiento en el ya decreciente recuento de Comentarios en cada una de las entradas. Finalmente, resolví mandarle un correo a Facebook con este problema, sutilmente rogando que hagan algo porque la soledad aquí es deprimente. No que los necesite a ustedes, lectores, pero…(*se acurruca en una esquina, llorando mientras canta la canción de Fievel*) Intentaré relacionar mis pensamientos hacia las diferentes capturas de pantalla mediante la utilización de un nuevo pincel que me bajé para el CorelDRAW.

  • Todo comenzó cuando el súper, ultra moderno, mega aeródinamico, híper efectivo, requete inútil nuevo Facebook que finalmente había invadido mi cuenta hacía un par de meses volvió a ser el Facebook viejo (también horrible, pero menos parecido a mi vecina en términos de curiosidad). Las noticias volvieron a estar clasificadas en “Titulares” y “Últimas”, la barra de arriba ya no parecía salida de “Cosmos 1999” y, claramente, todo parecía tan antiguo. Ahora bien, si según ellos, este nuevo formato era más conveniente y más hipster, por qué cambiarlo? Mejor dicho, por qué cambiarlo en MI cuenta, si cuando yo estaba a punto de quejarme del cuadrito metiche del costado, Facebook sacó un comunicado diciendo que era para mejor porque así todos podían observar qué interesantes eran las conversaciones entre una compañera de escuela y su hermana que ni sabías que tenía? Eso sí, se deshicieron del CuentaTodo, pero me dejaron la simpáticamente apartheid-ista lista de “Mejores Amigos”. Por lo que la uso…

  • Cuando me informaron del problema, tuve un ataque de ira peor de los que le agarran a Malas cuando se quieren llevar a su cerdito. No sabía qué hacer, francamente. Mando un mensaje privado a cada uno de los casi 6.500 fans anunciando que estaba? Intenté enviar una actualización pero, adivinen, Facebook ya no permite mandarlas. En un evento tan entretenido como observar a mi gato estornudando, revisé todas las opciones de página, incluso le hice un nombre de usuario a este blog! Pero no, allí estaba el pobre, bien solito, sin nada ni nadie, más deprimente que analizar la filmografía de Haley Joel Osment. Antes, casi siempre aparecían un par de ‘Me Gusta’s de lectores como Jacqui, o algún comentario de las súper adorables Mildred y Pilar (entre otros, no tan adorables como ellas) ; pero ahora parecía un desierto, casi sentía la carita triste proveniente del sitio. Sin embargo, 10 personas “están hablando de ello” (vaya a saber quiénes son), varias de las cuales accedieron no por Facebook, sino por el blog en WordPress. Wonderful.

  • La mejor solución? Obviamente, comunicarme con Facebook. Recuerdo los viejos días en los cuales ibas al servicio de ayuda e inmediatamente te salía un link con el que accedías al contacto, con el que podías realizar una pregunta y felizmente observar como ésta era procesada y, eventualmente, respondida de forma tan ordenada como el sitio en donde habías ingesado la pregunta en primer lugar. Ahora, obviamente, es una de las pocas cosas ‘modernas’ que aún se mantienen molestando en mi híbrido perfil, ya que reemplazaron todo indicio de una consulta por una barra estilizada que te manda al demonio de manera honesta:“Tiene una pregunta que nosotros ya hayamos respondido? No? Pues, lo lamento, arréglese por su cuenta. Basta de quejas, nosotros somos un servicio de ayuda, con respuestas vagas desactualizadas a preguntas poco complejas. Puede irse ahora? No? NO MÁS PREGUNTAS PARA TÍ!. Eso sí, puedes informar un error (así como, “las preguntas parecen salidas de un manual de Windows 95”) o enviar comentarios, que Facebook mismo dice que elimina si se parecen en lo absoluto a preguntas (“estoy muy feliz con el hecho de que hayan aislado mi página, espero que sigan así hasta el fin del mundo en 2012”). Pero claro, ellos  tienen Comentarios (realizados por otros que no sean sus madres)…

  • Como nadie, pero nadie iba a detener mi búsqueda por una solución a este problema, revisé CADA UNA de las respuestas a temas tan idiotas como “¿Puedo decir que me gusta una noticia sobre las páginas que les gustan a mis amigos?” o“¿Cuál es la diferencia entre que te guste una publicación de un amigo y que te guste una página?” y finalmente encontré un link a un aparente centro de consultas de Facebook (que probablemente sea tan eficiente como el centro de consultas de Claro). Como mi suerte va en picada desde que a mi teclado no le anda la letra ‘O’, ese link me llevó al centro de información de errores, algo que me causó tanta alegría como encontrarme infinitamente en una sala de cine que sólo pase todo aquello referido a “Caballo de Guerra”. Enfadada por tanto este asunto como por las constantes burlas de una persona que conozco acerca de mi aparente gran frente, cargué todas mis armas y escribí mi pregunta allí, pero en forma de carta de protesta, para que no la eliminen. Presente en la imagen que acompaña a este ítem, pueden leer un poco más acerca de los procedimientos que llevaron a mi convencimiento, incluyendo revisar desesperadamente los Facebooks de varias personas. La respuesta (automática) de la corporación ante mi imprevisto? “A pesar de que actualmente no podemos contestar todos los avisos, es posible que nos pongamos en contacto contigo para pedirte más información cuando intentemos solucionar el problema.” Muchas gracias, Facebook! No saben lo alegre que me pone saber que en uno o dos años intentarán comunicarse conmigo!

  • Luego de retirarme humillada, traicionada y enfadada, decido escribir esta entrada. Para acceder al sitio, pues, tengo que ir al Inicio, en donde me encuentro con un video de Zooey Deschanel cantando el himno de los Estados UnidosMAL, MUY MAL, FACEBOOK! Nadie, ni nada en este mundo es tan desalmado como para permitir la difusión mundial de semejante tortura. Están en mi Lista Negra, Facebook y YouTube… pueden destruir mi paciencia, hacerme pasar horas revisando preguntas, aislar mi blog, tratarme como estúpida, pero jamás permitiré que dejen que Zooey Deschanel suba un video de ella cantando. Acaso no saben el daño que eso produce?!

Bueno, ahem, no sé si los fans en Facebook estarán leyendo esto. Si sí, por favor escriban la menor idiotez (se aceptan “xD” y otros emoticones) como para saber que aún existen y, si tienen MUCHAS ganas, indiquen gracias a dónde o por qué llegaron aquí en primer lugar. Realmente quiero saberlo para así coleccionar los suficientes datos como para poder enviar una super carta a Facebook. Nuevamente, muchas gracias, prometo no volver a poner a Jackie Chan y a Loki en la misma imagen.

Zooey canta Muy Mal. Témanle.

::Luz::

 

E-mail: enlasmalasyenlasbuenas@hotmail.com

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s