5 Cosas que Aprendí gracias a “Sunshine”.

Como bien expliqué en la entrada anterior (ya saben, esa en la que me excusaba por no haber escrito en tres meses), una gran parte de mi ausencia fue dedicada a ver películas. De éstas, claro, hubo una buena cantidad que no había visto previamente y que provocaron múltiples reacciones en mi persona: las que adoré, como “Medianoche en París”; las que me sorprendieron, como “The Crazies”; las ‘meh’, como “Tooth Fairy”; y, como no podían faltar, aquellas horribles, desesperantes, desagradables películas cuyo título me asquea de sólo pensar en tipearlo. Bueno, no hay AQUELLAS, sino una sola: “Sunshine”, de Danny Boyle. Si bien no he escrito esta introducción en primera persona, ni habrá al menos una imagen de Adrien Brody, decidí recurrir al mismo modo de listar que aquella entrada en la que expliqué los buenos aprendizajes que había dejado la remake de “King Kong” en mi persona. Por qué? Y, pues, para evitarles a ustedes, lectores, un gran disgusto si algún día deciden ver el film. Al contrario que en la primera ‘5 Cosas’, cada ítem en esta entrada irá relacionado cronológicamente con los pensamientos que saltaban mientras miraba la película. No digan que no les advertí.

Enseñanza Nº1:

Evitar “Semanas de Actores”: Esta película cayó directamente en una de las tres semanas de las vacaciones de invierno argentinas, en la cual me había empecinado en únicamente ver films que tuvieran a Cillian Murphy en el elenco. Si han leído al menos dos entradas random de este blog, sabrán que el motivo por el cual había elegido a este actor específico es porque lo considero ridículamente apuesto y, además, porque no he visto muchas de sus películas (TAN superficial no soy, gente). Es así como un Lunes vi “Desayuno en Plutón”, un film fantabuloso con actuaciones excelentes, decidiendo ese mismo día que al siguiente iba a ver “Sunshine”, porque recordaba haber leído ese título en un wallpaper que tuve de Cillian en mi computadora. Lectores, les ruego que por favor no hagan lo que yo hice, tómense tiempo entre cada película. Semanas, meses! Para los siguientes días había planeado ver “Red Eye” y “Perrier’s Bounty”, entre otras. Creo que está de más decir que luego del Martes no vi ninguna de esas, por el simple horror que me provocaba relacionar al Cillian de “Sunshine” con otros Cillians (Sí, hay diferentes Cillians. Y prepárense, porque estaré escribiendo ‘Cillian/s’ por toda esta entrada). Aunque eso sí, mi familia quiso ver “El Origen” esa misma noche, for the lulz.

Enseñanza Nº2:

“OYE PA, OYE MA, ESTÁ CHRIS EVANS!”: Una de las primeras escenas de la película involucra al capitán hablando con uno de los miembros de la tripulación que, casualmente, tiene el pelo extremadamente largo, con un vello facial que lo hace la segunda venida del Gran Yeti Espacial. Aún así, cómo será ese instinto para los actores apuestos que tengo desde pequeña, que inmediatamente me pareció que el Jesucristo Espacial estaba siendo interpretado por nadie más y nada menos que el Capitán América. Eso sí, estuve unos cinco minutos jugando un ping pong de dudas con mi cerebro, hasta que finalmente el Chewbacca apareció afeitado, revelando que definitivamente, o era Chris Evans, o era un actor al que iba a estar acosando de forma inevitable por la Internete. Por qué esto me parece lo suficientemente importante como para hacerlo una enseñanza? Pues, porque si no se daban cuenta, o se olvidaban de leer los créditos en IMDB al igual que yo, no iban a poder disfrutar completamente de la chatarra que es “Sunshine”, y no iban a poder entender cómo es que La Antorcha Humana resulta ser el mejor actor de un elenco lleno de profesionales.

Enseñanza Nº3:

El Protagonista es SIEMPRE un Idiota: Poco después de la introducción del ex-Jesucristo Espacial, se presenta el conflicto entre este personaje y el de Cillian, llamado Capa. Aparentemente, se llevan muy mal porque si no todo el film sería acerca de un grupo de astronautas zombies que disfrutan caminar por ahí y cuidar plantas, aunque también puede ser por el hecho de que Capa es un indeciso e inepto. El film, sin embargo, hace todo lo posible para que el Jesucristo Espacial parezca un maldito bastardo que lo único que desea es ir en contra de la corriente. Es así como, cuando el Icarus II recibe una especie de llamada de auxilio del supuestamente condenado Icarus I, la tripulación de la nave prácticamente ignora la sugerencia del Jesucristo Espacial de seguir la ruta pactada (efectivamente exitosa, libre de suicidio por parte de los personajes y aquellos que están mirando el film) y presentan cero problemas con la teoría de Capa de que sería mejor ir a buscar la carga del Icarus I… aunque no se sabe qué rayos ocurrió en esa nave, la trayectoria presenta problemas para el Icarus II y, casualmente, LA TIERRA ESTÁ PRECISANDO QUE EXPLOTEN LA BOMBA DENTRO DEL SOL CUANTO ANTES. Luego de que todos hayan felicitado a la oveja suicida, Jesucristo Espacial recibirá muchas miradas de desprecio y, como si fuera poco, siguen considerando a Capa como un héroe.

Enseñanza Nº4:

Esta película la escribió EL ENEMIGO: Antes de ver el film, había leído el guión original que, precisamente, no sonaba tan malo en papel. Esto es porque hubo un par de cambios para evitar escenas innecesarias que hacían muy obvio el mensaje anti-religioso (y, además, porque estoy segura que muchas fans de Cillian estarían incendiando los cines ante la escena de amor de Capa y La Joven Zombie Cuyo Nombre No Me Acuerdo Pero Que Era Francamente Insoportable, no por envidia sino por hormonas emocionadas). No pienso volver a leer el guión, pero ahora que lo pienso, toda la trama errónea, bizarra y suicida estaba allí, en ese original que a mí me pareció bastante decente. Fue la ejecución? No, ya que no es culpa de Troy Garity que el personaje de Harvey fuera un imbécil cuya relación con la trama era simplemente una muerte inútil, predecible y sin sentido. Fue la dirección? No creo, aunque desde“Trainspotting” no veo un film de Danny Boyle que no sea un flamante desperdicio de acciones largas e innecesarias. Por más anti-Hollywood que quieran hacer el guión (créanme, ahora ponen esa excusa los profesores en mi escuela), no puedes llevar a tus personajes a que realicen una acción errónea e irresponsable atrás de la otra en nombre de una revolución cinematográfica! Qué clase de escritor crea toda una idiosincracia en base a cuidar plantas, a tal punto que cuando el personaje se encuentra en una situación de peligro igual se queda observando un tallo floreciente? U otro que, al estar observando al verdadero héroe que dio su vida para salvar al resto de la tripulación desde un principio, ni se detiene para ver si está fallecido o todavía puede rescatarlo? Estoy segura que M. Night Shyamalan tuvo algo que ver en todo esto, se los garantizo.

Enseñanza Nº5:

Siempre revisar IMDB antes de ver una película: Me gustaría revelarles el final, aunque éste en sí no tenga mucho que ver ni sea nada interesante, pero no voy a hacerlo porque dentro mío hay una pequeña vocecita que me pide a gritos que haga lo posible para causarles a ustedes unas ganas terribles de ver la película y comentarme luego qué les pareció. Como dije previamente, el final es tan estúpido como todo lo previo, pero el gran twist Shyamaliano aparece a la mitad del film, dando tiempo suficiente para que aquellos que ya estén con una idea en crecimiento perteneciente al género‘WTF?’ puedan apagar el televisor o irse de la sala antes de que todo se vaya -literalmente- al demonio. Cuando la tortura lenta e insensible finalmente terminó, decidí revisar la Internet Movie Database para refrescar mi conocimiento con un par de trivias relacionadas a cuántos zapatazos recibió Boyle luego de mostrar este film en público. Resulta, pues, que las críticas hacia “Sunshine” están tan divididas como la decisión entre ir al Infierno o escuchar un álbum de Nickelback. Por qué? Pues, están los que piensan como yo que esta película es “Tonto y Retonto” en el espacio, y aquellos que creen que es una obra maestra poco comprendida. Qué es lo poco comprendido, exactamente? Hasta un idiota preferiría poner a salvo una tripulación y un trabajo (créanme, conozco muchos idiotas y los he puesto a prueba a todos) y, al encontrarse con un ser fantasmagórico calcinado que habla raro, evitar quedársele mirando y tomar inmediatamente acciones evasivas. Además, cuál termina siendo el gran mensaje que esta película transmite? “El ser humano es estúpido, y sin embargo tiene la suerte necesaria como para que sus acciones no hayan sido completamente en vano” porque, si vamos a hablar de la ciencia sobre la religión y el poder del hombre por sobre lo que lo rodea, creo que hasta “Evan Todopoderoso” es más significativo. Y creo que hasta dura menos.

De nuevo, aprendí muchas cosas de las que estoy orgullosa, pero no quiero volver a ver esa película, aún si estoy bajo los efectos de narcóticos y estoy muy aburrida. Si la han visto, pueden darme su opinión en los Comentarios, siempre que vayan a hablar de spoilers, colocar un gran *ALERTA DE SPOILER* antes de lo que quieran mencionar. Realmente me gustaría discutir el film con alguien, como para probar que lo que vi no era una parodia de un “Sunshine” excelente. 

Hay gente allí afuera como los del Icarus II. Témanles.

::Luz::

 

E-mail: enlasmalasyenlasbuenas@hotmail.com

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s