Las 5 Mejores Canciones Asesinas.

Sí, así como lo oyen. Canciones acerca de matar a alguien. Puede ser por un piedrazo en la cabeza, envenenamiento, cuchillada, disparos, Blinky, pescadazos, etcétera. Una ridículamente enorme cantidad de bandas y artistas sacan cada año al menos una canción acerca de despacharse de una persona porque, aparentemente, es lo más fácil e improbable para relatar. Venganza, desamor, locura, todo está permitido en estas canciones, cuyas melodías suenan extremadamente bonitas, pero cuando uno le presta atención a la letra, descubre que está presenciando un episodio de “Oz” o “Los Soprano”. Con todo el horror y pánico del mundo, les presento cinco canciones que no tienen problema alguno en confesar un homicidio, e incluso lo relatan con lujo de detalles por el beneficio que sólo un ‘WTF?’ puede brindar a sus almas.

Canción Nº1:

Where The Wild Roses Grow – Nick Cave & The Bad Seeds y Kylie Minogue: Como ya muestra la portada del single (la joven tendida totalmente muerta en el pasto y el muchacho totalmente deprimido), trata acerca de una bella jovencita que habla todo en rima y para ella la vida es bella, cuyo nombre no es Bella Swan, sino Elisa Day (lo sé porque se encarga de repetirlo varias veces). Por otro lado, está su supuesto amado, quien la adora y le parece que es la mujer más bella del mundo. En uno de esos días tan normales como Gary Busey, Elisa es llevada al río, en donde su enamorado le muestra dónde crecen las rosas y se besan. Hasta allí todo viene bastante bien, verdad? Pero, por supuesto, ahora viene la parte brutal: ella cuenta (suponemos que al estilo“Ghost”, mediante Whoopi Goldberg y todo) que lo último que oye es una palabra frágil y que, luego de eso, el joven le pega con una piedra. Para finalizar el bello relato, el para nada insano hombre vuelve a besarla, le dice “que toda belleza debe morir” y planta una rosa entre los dientes del cadáver. Oh, l’amour…

 

Canción Nº2:

Goodbye Earl – Dixie Chicks: Ésta es una canción, sin duda, vengativa. Cuenta la historia de dos amigas que se separan luego de la graduación, una se va a recorrer el mundo, y la otra se queda con este intento de hombre, Earl. Según van contando con ese extraño sonido al que llaman música country, el inútil e idiocrático antagonista abusa física y brutalmente de su esposa, dejándola finalmente en Terapia Intensiva. La amiga(obviously) se entera de esto, viaja a ver a su vieja compañera de escuela, y juntas planean matarlo. Le envenenan la comida y, una vez que muere, lo insertan poco amablemente en el baúl del auto y se lo llevan bien lejos del pueblito en donde solía vivir, al mejor estilo “Thelma y Louise”. Earl es reportado como Persona Desaparecida, pero a nadie le importa (Un aplauso para el sistema policial actual!), las amigas se van a vivir a Tennessee, ponen un almacén y son felices… hasta que los de “CSI”investiguen su caso.

 

Canción Nº3:

Delilah – Tom Jones: Sé lo que están pensando: “Tom Jones? El de ‘She’s a Lady’? Ese que le gusta a mi abuela/tía/vecina loca que usualmente pregunta si le puedo prestar una taza de veneno para ratas para matar su marido?” Ese mismo, damas y caballeros. La historia trata de que esta señorita Delilah engaña al personaje de Tom con otro hombre. Él la ve (ella no sabe que la vio), y todo destrozado va hacia la casa y, cuando ella abre la puerta, él le clava un puñal. La canción finaliza con que alguien (que, casualmente, no fue observado y asesinado por Tom) llama a la Policía, y éste termina disculpándose con la muerta (porque puede oírlo, seriously) antes de que tiren la puerta abajo y lo lleven a la cárcel. Tristemente, Jones jamás hizo caso a mis repetidos pedidos de una secuela, llamada “Andy”, acerca del compañero de celda de este asesino.

 

Canción Nº4:

Excitable Boy – Warren Zevon: No cabe duda que el personaje de esta canción está más loco de remate que todos los Cientólogos juntos. Es una de las canciones más explícitas y brutales que existen aunque, increíblemente, no tiene absoluta relación con el hip-hop y el rap. Comienza explicando su locura, comentando una vez que había ido a comer a un restaurant y se pasó el estofado todo por el pecho (quién no ha hecho eso?). Luego sigue, con la historia de la vez que fue a un show a la madrugada y le mordió la pierna a una asistente (hasta ahora, es un día normal en la vida de Charlie Sheen). Y cada vez va aumentando lo mórbido, en especial cuando cuenta la vez que lleva a la pequeña Susie a la Graduación, abusa de ella, la mata y la lleva a su casa… Creen que no puede ser peor? Pues sigue! Milagrosamente, es enviado a prisión, pero a los diez años sale (el Sistema Penal es el mismo de “Goodbye Earl”), desentierra a Susie y hace una casa con sus huesos…! NOTA: La letra es demasiado brutal, pero es un buen caso de qué enferma puede estar la mente de la persona que escribe una canción, perdónenme si se ofendieron, o si les di la idea de construir una casa con los huesos de sus víctimas.

 

Canción Nº5:

I Hold Your Hand In Mine – Tom Lehrer: Probablemente sea la canción sobre un asesinato más graciosa que he oído. Todo comienza bastante bien, suponiendo estúpida y claramente que es una canción de amor o una mala búsqueda de un cover de los Beatles. El protagonista le habla a su amada mientras le da besos en su bella mano, con saludables mordisquitos. Luego habla de la noche en la que… se la cortó. Si, supongo, entendieron apropiadamente, esa mano que él sostenía era la mano cortada de su amor (WTF!!!???). Para colmo de males, la canción finaliza con un “Lamento mucho el haberte matado, nuestro amor fue hermoso, y hasta que ellos [la policía] vengan a buscarme, sostendré tu mano en la mía.” Comprenden? COMPRENDEN? Sí, suena estúpida, pero no me digan que no es la canción ideal para San Valentín, bodas y baby showers…

Las canciones acerca de asesinatos, despachurramientos, diversión ilimitada con cadáveres y envenenamientos son generalmente graciosas, a veces demasiado gráficas, a veces solamente DEMASIADO. El punto es que no sigan lo que dicen estas letras, ya que lo más probable es que, si lo hacen, terminen subiéndolo a YouTube y siendo atrapados por la Policía gracias a su poco juicio y discreción. Pero esta entrada, en realidad, es para aquel que cree que los músicos no están locos, o quizás para probar que yo no soy la única que merece ser encerrada en un pabellón con trescientos Napoleones.

 Construir una casa con huesos es Difícil. Témanse.

::Luz::

 

E-mail: enlasmalasyenlasbuenas@hotmail.com

Una respuesta

  1. elver

    te falto maxwell’s silver hammer de the beatles

    08/02/2014 en 12:14

CO-MEN-TA-RIOS!!! CO-MEN-TA-RIOS!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s